Mañueco tilda de “profundamente decepcionante” su reunión con el PSOE al que acusa de usar “maniobras de distracción”

El candidato del PP afirma que el encuentro era para hablar de un programa para Castilla y León y lamenta que no se haya aceptado su “política de mano tendida”

43 Comentarios

 Mañueco, junto a su equipo, en el inicio de la ronda de contactos para conformar gobierno
Mañueco, junto a su equipo, en el inicio de la ronda de contactos para conformar gobierno

El presidente de la Junta y candidato a la reelección, Alfonso Fernández Mañueco, calificó hoy de “profundamente decepcionante” la reunión mantenida con el PSOE de Castilla y León, encabezada por su líder, Luis Tudanca, y acusó a esta formación de utilizar “maniobras de distracción” y de seguir “las instrucciones” de Pedro Sánchez para no aceptar su “política de mano tendida”.

Después de la primera reunión con el PSOE, con la que abre sus encuentros para la gobernabilidad de la Comunidad, Fernández Mañueco manifestó, en una rueda de prensa, que la posición del PSOE ha sido “de rechazo total y absoluto” a unos ejes programáticos planteados por él mismo, lo que le llevó a terminar la reunión al ver que se respondía con “desprecio, rechazo, silencio y maniobras de distracción”.

El dirigente popular acusó también al líder socialista y a su partido de no haber asumido el resultado de las elecciones del 13 de febrero, ganadas por el Partido Popular, y detalló que le planteó que quiere formar un Gobierno solido, estable y en solitario para lo que propone un pacto parlamentario con un programa para Castilla y León.

Fernández Mañueco desgranó las líneas en crear un grupo de trabajo para elaborar un programa, colaborar con el Gobierno en la lucha contra la despoblación, redactar un programa con las infraestructuras pendientes, la defensa del medio rural, forjar acuerdos de Comunidad, diálogo social y estabilidad política.

“Sorprendentemente, ha respondido con desprecio, rechazo, silencio y ha dicho que no”, argumentó el dirigente popular, que volvió a acusar al PSOE de haber generado inestabilidad cuando hace un año presentaron una moción de censura, para la que “buscaron tránsfugas”, y de tener un pacto parlamentarios con los partidos localistas y con Cs “a espaldas del PP”.

Tras defender que tiene las manos libres para liderar la negociación y que le han encomendado que “sea el capitán del barco”, afirmó que en la reunión hubo dos modelos: el del PP que quería hablar de Castilla y León y el del PSOE “más preocupado por otras cuestiones”, donde calificó de “maniobras de distracción” y de seguir “las instrucciones de Sánchez” que se emplace a tender un cordón sanitario a Vox en los ayuntamientos en los que los populares tienen pactos con ese partido.

Fernández Mañueco, que evitó juzgar si Vox es un partido de extrema derecha, manifestó que no ha hablado aun con el partido liderado por Santiago Abascal, ya que esa reunión está prevista para este miércoles, y recalcó que el encuentro de hoy con el PSOE no era para hablar de la configuración de la Mesa de las Cortes.

Según el líder popular, las personas de Castilla y León han pedido en las urnas que haya un Gobierno pero no “maniobras de distracción” en relación a un cordón sanitario a Vox, en referencia a que el PSOE está dispuesto a abstenerse en su investidura si se aparta a esa formación de todos los gobiernos municipales y autonómicos de España en los que tienen pactos.

“Había chanzas cuando se ha planteado un Gobierno en solitario, si quieren automarginarse”, siguió Fernández Mañueco que no entró expresamente en si la reunión terminó cuando desde el PSOE se mencionó la palabra corrupción, como explicó Luis Tudanca en su comparecencia, ni si le había advertido de que si “utilizaba la palabra corrupción” se iban de la reunión.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído