Mañueco ya tiene su victoria electoral en Castilla y León, pero necesita pactar para gobernar

Ciudadanos desaparece, se dispara la ultraderecha y los partidos localistas dan la sorpresa

163 Comentarios

Alfonso Fernández Mañueco en la noche electoral
Alfonso Fernández Mañueco en la noche electoral

Estaba pletórico Alfonso Fernández Mañueco después de devolver al PP una victoria en elecciones de Castilla y León: "Comienza un nuevo futuro para esta tierra”, apuntó.

Los populares han obtenido más de 370.000 votos, lo que se traduce en 31 procuradores, dos más que en el 2019. Sin embargo, no alcanzan la mayoría absoluta por lo que tendrán que dialogar con las demás formaciones. Aquí entra con fuerza Vox, algo que ha llevado a la crítica de los partidos de izquierda al adelanto electoral de Mañueco. Precisamente, el ganador de las elecciones manifestó ante los medios de comunicación que quiere alcanzar acuerdos para hacer un Gobierno “eficaz, estable, sin la amenaza constante y permanente de mociones de censura”, pero evitó hablar de partidos concretos.

Uno de los grandes derrotados, aunque no el único, ha sido el PSOE. El partido de Luis Tudanca solo ha conseguido 28 procuradores y pierde siete respecto a las elecciones de 2019. Tudanca asumía su derrota con un discurso con tintes de despedida y asumiendo su propia derrota “Tener claro, que otros vendrán y que harán más y lograrán que el cambio llegue a esta tierra, porque esta tierra lo merece”, expresó. “Lo hemos dado todo. Lo he dado absolutamente todo, me he vaciado trabajando por esta tierra, a la que tanto quiero, pero no ha sido suficiente”, dijo visiblemente emocionado. 

Si Mañueco estaba eufórico no se quedaba corto Juan García-Gallardo, quien, junto a Santiago Abascal, pedían entrar en el gobierno de la Junta tras conseguir 13 procuradores.

De la alegría de Vox a la tristeza de Ciudadanos a pocos kilómetros, puesto que ambas formaciones estaban en Valladolid. El desplome del partido de Igea dejaba, precisamente, solo en un procurador todo lo conseguido en 2019. Si en los anteriores comicios fueron clave teniendo la llave de la gobernabilidad su presencia en estas elecciones es prácticamente testimonial. Francisco Igea, visiblemente afectado por las malas cifras obtenidas aseguraba durante su comparecencia que: “No tenemos nada que celebrar” ya que “vivimos una situación fragmentada, polarizada en la que esta Comunidad, que ha sido sometida a unas elecciones totalmente innecesarias y absurdas, se enfrenta a una situación de una gobernabilidad muy difícil”. Así mismo, reclamó a PP y PSOE que se sentaran a gobernar y evitar así que gobierne “la ultraderecha”.

Con un discurso en contra de la ultraderecha también hablaba Pablo Fernández al conseguir solamente un procurador para Unidas Podemos.

Los grandes triunfadores de la noche también serían los partidos localistas. UPL y Soria Ya superaban las expectativas y cada uno de ellos conseguía tres procuradores, mientras que Por Ávila ha mantenido solamente uno.

Sigue el bastión del PP en Salamanca

En los colegios electorales salmantinos el PP ha vuelto a triunfar. Cinco procuradores, uno más que en 2019 de los 10 procuradores que corresponden a Salamanca ha conseguido la lista liderada por Mañueco. En segunda posición quedaría el PSOE con tres procuradores, pierde uno con respecto a las últimas elecciones regionales mientras que Vox ha obtenido dos representantes salmantinos. “Los castellanos y leoneses han decidido que el PSOE continúe en la oposición. No es el resultado que esperábamos y no cumple con las expectativasdepositadas en la campaña, en la que la ciudadanía había trasladado la necesidad de cambio” manifestó David Serrada.

Desaparece de la representación por Salamanca el grupo Ciudadanos que, se ha quedado sin dos procuradores dejando a Luis Fuentes, que ha sido presidente de Las Cortes, fuera del parlamento regional. Pese a no haber conseguido los resultados esperados ni en Castilla y León ni en Salamanca, los miembros del partido naranja no se mostraron abatidos y Luis Fuentes confirmó que “nosotros seguimos manteniendo voz en las cortes de Castilla y León”.

Por su parte, José Vicente, Unidas Podemos, ha insistido en que “se va a seguir trabajando como hasta ahora y pensando en lo que viene”, pero ha criticado que “es alucinante que el señor Mañueco permita que Vox entre en el gobierno, es algo indecente”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído