La Junta ratifica el toque de queda entre las 22:00 y las 6:00 horas, mantiene el aforo actual de la hostelería y descarta el confinamiento perimetral de Castilla y León

Alfonso Fernández Mañueco mantiene las medidas acordadas en el Consejo de Gobierno extraordinario y reconoce que la situación de la pandemia en Castilla y León "es crítica" con más de 700 fallecidos desde septiembre y las UCIS al 70%

 Mañueco
Mañueco

Castilla y León mantendrá el toque de queda a las 22:00 y hasta las 6:00 de mañana, mantiene el aforo actual de los establecimientos de hostelería y restauración y descarta el confinamiento perimetral de la Comunidad.

Así lo ha comunicado este domingo el presidente de la Junta de Castillla y León, Alfonso Fernández Mañueco,  en una declaración institucional posterior a un Consejo de Gobierno extraordinario celebrado tras el anuncio del Estado de Alarma realizado esta mañana por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente de la Junta ha ratificado este horario de toque de queda para la Comunidad asegurando que las restricciones de movilidad nocturna a partir de las 22:00 horas "han dado sus frutos en la lucha contra la pandemia", a pesar de que el Estado de Alarma permite comenzarlo una hora más tarde. Asimismo, la Junta rechaza el cierre del interior de los bares, manteniendo la reducción del aforo actual.

"Son medidas duras, pero necesaria ante una situación crítica"

Fernández Mañueco ha defendido estas medidas, que ha calificado de "duras", ante la situación de riesgo extremo de la Comunidad en esta segunda ola de COVID con una incidencia acumulad de 589 casos por cada 100.000 habitantes y un 70% de ocupación de las UCIS, correspondiendo la mitad a pacientes con coronavirus, lo que ha está obligando a los hospitales a la ampliación de las camas. 

Datos que revelan la realidad sanitaria de una pandemia que se ha cobrado la vida, desde el 1 de septiembre, de más de 700 personas en Castilla y León y 1.500 contagios diarios, con una evolución "que nos encamina a una situación crítica" que obligan a tomar medidas "duras, pero necesarias" para proteger la salud y la vida.

Decretado el Estado de Alarma por el Gobierno en toda España, pero delegando la autoridad en las comunidades, el presidente de la Junta manifestó que se trata de un instrumento jurídico que permite aplicar medidas eficaces contra la pandemia, como el toque de queda en marcha desde la noche del sábado en Castilla y León a partir de las 22:00 horas.

Fernández Mañueco manifestó que asume "con lealtad, responsabilidad y decisión", la delegación de la autoridad que confiere a los presidentes de comunidades el estado" asegurado que lo hará en coordinación con el resto de instituciones: el Gobierno de España, la Delegación del Gobierno de Castilla y León, el resto de comunidades , los ayuntamientos, diputaciones y el Consejo Comarcal del Bierzo. Por ello, el presidente informará a los grupos políticos con representación en las Cortes de Castilla y León y la consejera de Sanidad comparecerá en el Parlamento autonómico cada 15 días.

El Ejecutivo regional, afirmó el presidente, trabaja en nuevas medidas económicas y de empleo para trabajadores, empresas y autónomos, así como en otras de carácter social para familias y para las entidades locales.

También agradeció la “implicación colectiva” para reducir los contactos, incluso entre las personas más cercanas, y advirtió de que actuarán "con firmeza" ante “actuaciones incívicas”, para recordar que solo desde la seguridad sanitaria se vencerá al virus y se iniciará la recuperación. 

Mañueco



 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído