​María José García, una salmantina entre los 108 nuevos fiscales que tendrá España: “Hasta hace poco era una profesión constituida por hombres"

“Han sido cuatro años y nueves meses muy duros, con solo un día de descanso a la semana, pero ha merecido la pena. Es una vocación de servicio público, de ayudar a los demás”, cuenta a SALAMANCA24HORAS.COM esta salmantina que ejercerá desde la Fiscalía de Sabadell

 20200721 184856
20200721 184856

El trabajo duro, la constancia y, sobre todo, no rendirse tiene la mayoría de las veces su recompensa. Una prueba de ello es María José García, una salmantina natural de Rágama -campo de Peñaranda-, que después de más de cuatro años ha visto como su sueño se hace realidad.

Forma parte de los 108 nuevos fiscales que tendrá nuestro país, de los que el 75% son mujeres. “Se ha dado la vuelta a la situación en estos últimos años. Antes era una profesión que estaba constituida mayoritariamente por hombres, pero ahora la mayoría de los aprobados son mujeres”, cuenta a SALAMANCA24HORAS.COM.

Este lunes, 20 de julio, ha sido el proceso de nombramiento y así llega un cambio en la vida de María José “en lo personal y en lo profesional. Con una mayor dificultad por la situación que vivimos por el coronavirus”. Sin embargo, no será hasta el próximo martes cuando se proceda a la jura del cargo y a la toma de posesión.

Esta nueva etapa empieza en Sabadell. Es el destino elegido por esta nueva fiscal que admite que su vocación no viene de familia “no hay ningún jurista que sea familiar, todo fue una decisión personal. Terminé Derecho y decidí ponerme con ello porque tengo vocación de servicio público, para proteger a los incapacitados o a los menores”.

Sin embargo, para llegar hasta aquí, su camino no ha sido precisamente de rosas, aunque ahora asegura que ha merecido la pena. “Estoy muy contenta porque han sido cuatro años y nueves meses opositando. Eso es muy duro, descansando durante todo este tiempo, prácticamente solo un día a la semana, casi sin vida social, pero, después de tanto esfuerzo y tantos años dedicándome exclusivamente a esto, pues por fin, aprobé el año pasado”.

Un año diferente por la pandemia

Nada ha sido ajeno a la incidencia del coronavirus, tampoco la profesión elegida por María José, que después de aprobar el año pasado, desde aquel momento, ha tenido que formarse en teoría y en práctica hasta la llegada de la enfermedad a Madrid.

“Estuve en Madrid de septiembre a diciembre en una fase teórica. Luego empecé con la práctica en la fiscalía de allí, pero después se suspendieron y para evitar desplazamientos pude hacerla en Salamanca, aunque no he podido retomarlas hasta junio”.

El coronavirus también ha hecho que no puedan desarrollarse con normalidad los actos de entrega de despachos y de juramento. El primero de ellos ya se realizó el pasado lunes y tuvo que ser de forma virtual, el segundo, que será el próximo martes, iba a realizarse en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, pero también tendrá el mismo destino virtual y lo desarrollarán desde la Fiscalía de Sabadell. Un día que María José afronta con ganas, pero con nervios “después de la jura, ya comenzamos a trabajar. Tengo nervios porque es un trabajo que conlleva mucha responsabilidad. Tengo muchas ganas de aprender, pero sin olvidar que esto es un cambio de vida, en lo personal y en lo profesional, con el añadido de mayor dificultad por la pandemia actual”.

Actualmente, su carrera profesional está muy lejos de Salamanca, aunque no descarta volver “para poder volver a casa queda tiempo. Primero se elige un destino donde cumples obligatoriamente un año. Luego puedes ir concursando con traslados. No sé cuanto tiempo me puede llevar, pero en algún futuro sí quiero trabajar en Salamanca”.

Una profesión que estaba constituida mayoritariamente por hombres y, ahora, el 75% de los nuevos fiscales son mujeres

En los últimos años la situación del Ministerio Fiscal ha cambiado radicalmente. Actualmente el papel de la mujer fiscal ha ganado un gran terreno al masculino. “Se ha dado la vuelta a la situación”, valora María José, “era una profesión mayoritariamente constituida por hombres, pero las nuevas promociones están constituidas por un mayor número de mujeres”.

Por último, María José ha querido animar a todos aquellos que estaban como ella hace más de cinco años, es decir, a los que están pensando en cumplir su sueño de ser fiscal “yo les diría que el camino es muy duro, pero que con constancia, esfuerzo y disciplina se consigue. Aunque hay momento muy duros, sobre todo en los previos a los exámenes, una vez que apruebas sientes que ha compensando y se te olvida esos malos ratos”. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído