Mejor que el paracetamol, adelgazante y favorecedor de la lactancia: las verdades o mentiras sobre la cerveza

El alcohol aumenta de peso, no rejuvenece ni tiene poderes curativos

4 Comentarios

Un camarero sirviendo cerveza
Un camarero sirviendo cerveza

La bebida estrella de todas las estaciones es, sin duda, la cerveza. No solo es la más cotizada sino también la más alabada, pero ¿es verdad todo lo que dicen sobre ella?

Lo cierto es que las cervezas arrastran tras de sí muchos mitos, la mayoría falsos. Entre los más comentados destaca su efectividad adelgazante o su poder curativo con mayores efectos que el paracetamol. También se ha hablado mucho de que la ingesta de cerveza favorece la lactancia.

Lo cierto es que nada de esto es verdad. En primer lugar, la cerveza nunca puede ser usada como método para adelgazar puesto que contiene una gran concentración de hidratos de carbono, lo que genera una problemática de sobrepeso.

Tampoco es cierto que la sustitución de la cerveza por el paracetamol hace el mismo efecto, ni mucho menos. Al contrario, puede provocar efectos secundarios: es un bulo. Con relación a la lactancia tampoco es cierto ese falso mito que dice que si las mujeres beben cerveza durante el embarazo dispondrán de más leche. Varios expertos han certificado que es al contrario, bebiendo cerveza se puede dificultar la lactancia.

Los poderes de la cerveza para rejuvenecer y alargar la vida también son falsos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído