Miedo al descontrol de un improvisado Nuevo Año Universitario y refuerzo de seguridad para no repetir lo de 2009

En ese año la Nochevieja Universitaria se trasladó de manera oficial a Zamora, sin embargo, la Salamanca se llenó de jóvenes bebiendo por sus calles

Estado en el que quedó la Plaza Mayor minutos después del Nuevo Año Universitario de 2019 | Foto: S24H
Estado en el que quedó la Plaza Mayor minutos después del Nuevo Año Universitario de 2019 | Foto: S24H

El 25 de noviembre la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, encargados de la celebración del Nuevo Año Universitario 2021, decidieron suspender la celebración de este acto multitudinario por el crecimiento de la incidencia y de los casos de coronavirus en la provincia charra.

Una decisión también animada tras una reunión de la Junta de Seguridad de Salamanca donde ni técnicos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ni los de la Junta ni del Ayuntamiento veían posible garantizar la seguridad en el evento. “La totalidad de los componentes que han formado parte en la reunión han coincidido en destacar como prioridad la seguridad sanitaria y el orden público”, señaló el día del anuncio de la suspensión la Subdelegación de Gobierno en Salamanca.

Precisamente, Álvaro Juanes, presidente de la asociación, explicó en Salamanaca24horas esa decisión: "Como no se puede garantizar el mantenimiento de la distancia y el uso de la mascarilla durante la celebración se ha decidido suspender el Fin de Año. Los números de contagios van 'in crescendo' y hay que partir de la base de tener responsabilidad".

Veinte días después de esa celebración la pandemia ha dado razón a la prudencia, puesto que los casos siguen en claro aumento; sin embargo, sigue habiendo algo que tiene difícil control: una fiesta paralela, una ‘no Nochevieja Universitaria’.

Ayudará mucho a que no se llegue a un descontrol total la organización de otra fiesta que quiere recoger el testigo en Zamora, pero también al refuerzo del Ayuntamiento para que la Policía Local de Salamanca pueda minimizar las consecuencias de esta noche.

Esa fiesta en la capital zamorana se celebra en un local de ocio nocturno que ha colgado el cartel de ‘no hay billetes’. Muchos universitarios que cursan su carrera en Salamanca se desplazarán hasta la ciudad vecina, con viajes organizados en autobús y pack para la fiesta, para poder celebrar esta nueva ‘Nochevieja’.

Sin embargo, este llamamiento a la fiesta desde Zamora no calma los nervios del Ayuntamiento de Salamanca. En la retina todavía queda el año 2009, cuando la todavía llamada Nochevieja Universitaria -por problemas de marca ese año en Salamanca pasó a denominarse Nuevo Año Universitario-, se suspendió en la capital del Tormes y decidió desplazarse a Zamora.

La falta de previsión hizo que Salamanca se llenara de jóvenes celebrando de forma no oficial una fiesta que los empresarios les habían quitado y decidieron concentrarse en la Plaza Mayor a hacer lo que siempre habían hecho: tomarse las uvas, pero también consumir bebidas alcohólicas.

En las calles, sin tanta multitud como en la celebración oficial de otros años, pudo verse miles de jóvenes descontrolados por las calles de la ciudad, algo que desde el Ayuntamiento no quieren que se vuelva a repetir, puesto que a todos los problemas que pudiera haber entonces ahora hay un enemigo más y con mayor peligro: el coronavirus.

Refuerzo desde las 20:00 horas, controles en los accesos a la Plaza Mayor y en posibles puntos ‘botellón’

Para intentar controlar un posible desmadre el Ayuntamiento de Salamanca ha dispuesto un dispositivo especial que comenzará a las 20:00 hora del jueves y finalizará a las 05:00 horas del viernes, con la participación de un total de 70 Policías Locales además de la colaboración de Policía Nacional y Guardia Civil.

Tal y como ha informado el Consistorio, desde esa hora los agentes realizarán controles de acceso a la Plaza Mayor de Salamanca. Allí se regulará el aforo del ágora, así como el control de la posible introducción de bebidas alcohólicas, armas, objetos peligrosos o estupefacientes, tarea, esta, para la que se utilizará la unidad canina.

Por otro lado, el Ayuntamiento, y con vistas a tratar de normalizar la situación, ha permitido a los hosteleros de la Plaza Mayor disponer las terrazas y no ha procedido a retirar el adorno de la campana, eso sí ha sido protegido con vallas y contará con vigilancia policial especial para evitar cualquier tipo de vandalismo.

La hora clave, y donde más jóvenes pueden concentrarse, llegará los minutos previos a las 00:00 horas, momento en el que se espera que los universitarios se acerquen a la Plaza Mayor para escuchar las campanas y, como marca la tradición, comerse las gominolas.

Posteriormente, en torno a las 00:20 horas, los agentes se desplazarán a las inmediaciones de los bares de ocio nocturno para controlar el aforo, eso sí, este miércoles, acompañados por personal de Bomberos, los agentes han realizado tareas de vigilancia del cumplimiento de las medidas de seguridad y evacuación.

Por último, muchos jóvenes que estudien en la ciudad se refugiarán al calor de los pisos para realizar las quedadas antes de bajar a la Plaza Mayor, sin embargo, se espera otros visitantes de fuera de la ciudad puedan llegar en coches particulares y en otro tipo de transportes. Así para evitar botellones los agentes también controlarán 24 sectores de la ciudad identificados como puntos calientes y zonas habituales de botellones.

Puntos conflictivos que serán controlados por la Policía Local:

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído