¿Se te ha mojado la mascarilla con la lluvia? Esto es lo que tienes que hacer

Salamanca afronta una semana con fuertes rachas de viento y lluvia

5 Comentarios

 Lluvia y Mascarilla
Lluvia y Mascarilla

A lo largo de esta semana se esperan lluvias y fuertes rachas de viento en Salamanca que nos adentran en un escenario inexplorado en el que surgen nuevas cuestiones en relación al uso del complemento estrella del 2020, la mascarilla.

Desde que el Gobierno publicará la orden que regulaba la obligatoriedad del uso de este objeto de protección individual en nuestro país, la sociedad no ha tenido que enfrentarse a demasiadas jornadas de lluvia. Sin embargo, con la llegada del otoño, las lluvias llegan con más frecuencia y con ella las preguntas a nuestro día a día ¿Qué hacer si nuestra mascarilla se moja bajo la lluvia?

Por lo general, la recomendación del ministerio de sanidad es deshacerse de la mascarilla húmeda tan pronto como sea posible. La humedad, dificulta la respiración y facilita que se acumulen bacterias y virus en la mascarilla. 

La lluvia no es tan peligrosa como los fluidos corporales del verano

Si hablamos de mascarillas higiénicas o quirúrgicas, la parte azul siempre va por fuera porque tiene tres capas protectoras. Si mojamos la parte blanca de la mascarilla (la que va pegada a la cara), esta no se escapa, y así podemos comprobar que el cubrebocas está funcionando de barrera entre nosotros y el exterior. Hay que recordar que las mascarillas quirúrgicas sirven, sobre todo, para proteger a los demás de nuestros posibles virus o bacterias. Sin embargo, los fluidos corporales tienen bacterias que al no salir al exterior podrían reproducirse en la mascarilla. Por eso, es recomendable cambiar lo antes posible una mascarilla que hayamos sudado. En el caso de la lluvia, si bien es cierto que la mascarilla pierde eficacia al ser mojada, es menos peligrosa que si se hubiera mojado por nuestro sudor, aunque de igual forma debemos cambiarla lo antes posible y la recomendación es llevar siempre una de repuesto.

En el caso de las mascarillas reutilizables, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda dejarlas secar antes de volverlas a utilizar. Por esa misma razón, y antes de salir de casa en días lluviosos, procura llevar un paraguas y una mascarilla de repuesto por si la tuya acabara empapada. 

Recordamos que el Ministerio de Sanidad ofrece tres formas de lavado para las mascarillas higiénicas reutilizables (las de tela homologadas se encuentran también bajo esta categoría). Por un lado, se pueden meter en la lavadora con una temperatura de entre 60 y 90 grados con un detergente normal en un ciclo superior a 30 minutos. Otra opción es sumergirla en una dilución de lejía 1:50 el mismo tiempo y proceder a lavarla con agua y jabón después. Por último, contempla la posibilidad de utilizar una serie de virucidas aprobados, tras los cuales habrá que repetir el mismo proceso que con la lejía. En cualquiera de los tres casos dejarla secar a alta temperatura es fundamental para garantizar su eficacia (si es en secadora mejor). 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído