"Mujer estudiante y trabajadora": el perfil idóneo para ser una adicta a las compras, según este estudio

Un estudio de la Universidad de Granada (UGR) considera tan grave la compra compulsiva como el alcoholismo o la drogadicción en una de cada diez personas

EP

4 Comentarios

Compra compulsiva. FOTO INFOSALUS
Compra compulsiva. FOTO INFOSALUS

Ser mujer, estudiante y tener un trabajo aumenta las posibilidades de sufrir adicción a las compras navideñas, según ha averiguado un estudio de la Universidad de Granada (UGR) sobre una patología que los expertos consideran tan grave como el alcoholismo o la drogadicción en una de cada diez personas.

El estudio está realizado por investigadores del departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la UGR, que han advertido en una nota de prensa de que el número de adictos a las compras compulsivas es cada vez mayor.

En la sociedad actual, las compras no siempre se realizan principalmente para satisfacer necesidades básicas como alimentación, vivienda, ropa, atención médica, cuidado personal y mobiliario de primera necesidad.

"Comprar puede llegar a ser patológico, con consecuencias muy negativas para el sujeto", ha advertido la catedrática del departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la UGR y autora principal del estudio, Francisca López Torrecillas.

Otras investigaciones recientes han encontrado similitudes entre las compras compulsivas con otras patologías como el juego, el abuso de internet o del teléfono móvil, comer en exceso y la adicción al sexo. Entre los efectos comunes que se han observado entre todas estas adicciones se encuentran la tolerancia, el síndrome de abstinencia y el 'craving' (ansia).

Las compras compulsivas (o adicción a las compras) se caracterizan por la necesidad irresistible de comprar de forma masiva objetos superfluos, acompañados de sentimientos de ansiedad, irritabilidad o malestar, con consecuencias adversas como el endeudamiento. Tras el alivio momentáneo al realizar la conducta adictiva, la persona experimenta sentimientos de culpabilidad: se trata de compras repetidas que no se pueden controlar a pesar de sus consecuencias negativas para la persona afectada.

"En un estudio que hemos realizado recientemente, hemos encontrado cuatro componentes que son claves para el diagnóstico de patología de adicción a compras o compra compulsiva", ha agregado en referencia al síndrome de abstinencia, la pérdida de control, la tolerancia, o el 'craving'.

"También hemos encontrado que la adicción a las compras depende de la personalidad, es decir, ciertas características de personalidad, como ser sensible o amable, predicen la aparición de los cuatro criterios que hemos identificado que componen la adicción a las compras", ha apuntado López Torrecillas. 

Por último, esta experta ha advertido que la publicidad y el adelanto de las rebajas no ayudan a solucionar el problema de la adicción a las compras navideñas. "Es más, enganchan cada vez a un mayor número de personas, por lo que es necesario realizar un control administrativo, como ya se ha empezado a hacer con el tema de la anorexia", ha concluido.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído