Multa de 300 euros al propietario de una vivienda de Pizarrales porque los ladridos de su perro, de madrugada, superaban en 12 decibelios el máximo permitido

Según la notificación del Ayuntamiento, las molestias originadas por el ruido de los ladridos del perro pueden suponer una infracción de carácter muy grave contemplada en la Ordenanza Municipal para la Protección del Medio Ambiente

20 Comentarios

Medición de ruidos
Medición de ruidos

El Boletín Oficial del Estado (BOE) recoge este martes, 19 de enero, una propuesta de sanción para el propietario de una vivienda situada en el número 60 de la calle Oropéndola del barrio de Pizarrales de la ciudad, porque el pasado 29 de julio de 2020, a las 01:15 horas, los ladridos de su perro supusieron la superación en 12 decibelios de los niveles máximos admisibles de ruido a esas horas.

Según la notificación del Ayuntamiento de Salamanca, las molestias originadas por el ruido de los ladridos del perro pueden suponer una infracción de carácter muy grave contemplada en la Ordenanza Municipal para la Protección del Medio Ambiente contra la Emisión de Ruidos y Vibraciones, consistente en superar los niveles máximos admisibles de ruido a partir de 8 decibelios, infracción que podría ser sancionada con multa de hasta 3.000 euros, según contemplan los artículos 36.3.a y 38.1.c de la referida Ordenanza Municipal.

Sin embargo, la sanción a imponer con relación al comportamiento imputado de este propietario será en forma de multa por importe de 300 euros, debido a que no se trata de una situación de reincidencia ni cuenta con otras agravantes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído