​“En un mundo en el que no existiera tabaco, dentro de 30 años sobraríamos tres cuartas partes de los neumólogos”

El jefe del Servicio de Neumología del Complejo Asistencial Universitario da tres consejos para prevenir y evitar las enfermedades del sistema respiratorio: no fumar, ponerse la vacuna de la gripe y no automedicarse

 Doctor Miguel Barrueco
Doctor Miguel Barrueco

Este lunes se celebra el Día Mundial contra la Neumonía, mientras que el próximo miércoles tiene lugar la conmemoración del Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), dos de las enfermedades respiratorias, especialmente esta última, que afectan a un gran número de la población, sobre todo a la de mayor edad.

El doctor Miguel Barrueco, jefe del Servicio de Neumología del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, da el factor clave que provoca la gran mayoría de las enfermedades respiratorias: “el tabaco”.

Según detalla a SALAMANCA24HORAS, “el tabaco es el principal factor de riesgo de enfermedades respiratorias, y especialmente de EPOC”, ya que entre el 90% y el 95% de los pacientes que padecen dicha enfermedad “han sido o son fumadoras”. De hecho, Miguel Barrueco llega a afirmar que “es prácticamente imposible tener una EPOC si no eres fumador”.

Por ello, el jefe del Servicio de Neumología asevera, rotundamente, que “dentro de 30 años, en un mundo en el que no existiera el tabaco, sobraríamos las tres cuartas partes de los neumólogos”, ya que explica que el tabaco causa verdaderos efectos tras 20 o 25 años fumando.

Así, hoy en día “estamos recogiendo la cosecha de EPOC de los pacientes que llevan 25 años fumando, y dentro de 10 años recogeremos la cosecha de los pacientes que llevan 15 años fumando y lo seguirán haciendo”, concreta el doctor, quien continúa detallando que, en caso de que estos pacientes dejasen de fumar, la pérdida de capacidad pulmonar que estarían teniendo disminuiría “pero no llega a estar como una persona normal”.

Porque, como concreta, todas las personas comienzan a perder capacidad pulmonar y bronquial después de los 20 años, que es cuando se alcanza la máxima capacidad. Sin embargo, una persona fumadora “pierde más” que alguien que no fume, por lo que abandonar el tabaco se antoja fundamental para tener una buena salud.

Todo ello hace que “si consiguiéramos acabar con el tabaco de tal forma que el porcentaje de población que lo dejara fuera muy importante, todavía durante 20 o 25 años tendríamos mucha EPOC, pero después no”, sentencia, antes de recordar que los fumadores pasivos también se ven afectados “pero en menor medida”.

La contaminación “incide muy poquito” en Salamanca

Respecto a la contaminación, el jefe del Servicio de Neumología también detalla que puede llegar a producir EPOC o favorecer las infecciones respiratorias pero, eso sí, “en mucho menor medida” y, para ello, “hace falta un nivel de contaminación mucho más elevado”.

De hecho, recuerda que hace unos meses se dio una alerta de contaminación en Salamanca pero, sin embargo, el médico resalta que la capital del Tormes “no tiene ninguna contaminación” en comparación con las grandes urbes. Por ello, la poca contaminación que tiene “incide muy poquito”.

Tres consejos: “Dejar de fumar, vacunarse contra la gripe y no automedicarse”

El doctor Barrueco también resalta que el tabaco “es el principal factor responsable del cáncer de pulmón”, siendo el causante de entre el 85% y el 95% de los tumores malignos. Por ello, reitera que “si no has fumado, las probabilidades que tienes de desarrollar un cáncer de pulmón son mucho menores”.

Así, da tres consejos a la hora de prevenir cualquier enfermedad relacionada con el aparato respiratorio. El primero y más importante es “que dejen de fumar. Que no fumen, y si han empezado, que lo dejen”, insiste.

El segundo consejo también es fundamental, a su parecer, y no es otro que “ponerse la vacuna de la gripe”, especialmente si se trata de personas mayores de 65 años o en el grupo de riesgo, así como “todos los profesionales sanitarios”. Igualmente, a los mayores de 65 años les recomienda “la vacuna antineumocócica”.

Y, tercer y último consejo, “que no se automediquen y que no usen antibióticos para cuadros que pueden ser víricos”, ya que esto hará que se creen resistencias que empeoren la enfermedad. Por ello, el jefe del Servicio de Neumología pide que, en caso de síntomas, se acuda al médico de cabecera y que sea este quien diagnostique.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído