¡No a la planta, no a la mierda!: los gritos con los que se reivindica una vez más la Plataforma ‘Gajates sin mierda’

Los vecinos de Galleguillos afirman que seguirán manifestándose si su mensaje vuelve a caer en saco roto. Además aseguran que el objetivo de ubicar en su pueblo la planta no es otro que echarlos a todos

Concentración contra la instalación de la ‘Planta de compostaje de residuos’ en Galleguillos
Concentración contra la instalación de la ‘Planta de compostaje de residuos’ en Galleguillos

Vecinos de Galleguillos y Gajates se han trasladado en la mañana de este martes, 28 de diciembre, hasta Salamanca para hacerse ver más. Sus protestas son claras, se muestran en contra de la planta de compostajes de residuos que se quiere implantar en Galleguillos.

Este se trata de un proyecto que lleva en marcha dos años, pero que ha permanecido oculto hasta hace año y medio, momento en que los vecinos descubrieron el entramado.

Desde entonces se han manifestado ya en su pueblo, pero la respuesta ha sido un “oídos sordos” en toda regla.

Hablamos con Marisa Corral de Galleguillos y Ascensión Serrano, dos de los miembros que conforman la Plataforma ‘Gajates sin mierdas’ que nos aseguran que quieren ubicar la planta a menos de un kilómetro del pueblo y que eso se traduce en contaminación por aire, agua y tierra: “Cuando nos enteramos del proyecto pensamos que iba a ser positivo, pero después vimos que se iban a almacenar purines, llegar residuos de mataderos, depuradoras... Todas ellas son sustancias que generan unos olores fuertes que son insoportables y también la contaminación que eso supone y la trasmisión de enfermedades que eso conlleva”.

Además, recalcan que desde que se manifestaron solo han conseguido apoyo del partido de ciudadanos y que están a la espera de que respondan las alegaciones: “Hemos conseguido que el promotor lo pasara a un proceso ordinario y hemos presentado varias alegaciones en octubre”.

Finalmente aseguran que en Galleguillo tan solo hay 43 personas censadas y que el médico y la enfermera van una vez al mes y la carretera está en mal estado. Por ello piensan que poner la planta a un kilometro de sus viviendas tiene un solo objetivo: “Quieren echarnos del pueblo a los pocos que quedamos”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído