A nuestras mascotas también les repercute la vuelta al cole y el teletrabajo

Los animales no llevan bien estar solos más de ocho horas al día, necesitan un proceso de adaptación

4 Comentarios

Mascotas en casa | Fotografía EP
Mascotas en casa | Fotografía EP

No es ninguna novedad que ahora lleguemos nosotros y digamos que la pandemia ha supuesto un vuelvo a nuestras vidas y sobre todo a nuestras rutinas, pero lo cierto es que estos cambios tan radicales no solo nos afectan a nosotros, afectan también a nuestras mascotas.

Muchas veces nos pensamos que las mascotas por el simple hecho de ser animales no sienten, pero si pensamos así estamos realmente equivocados. Cuando nos decidamos a tener un animal en casa es importante tener en cuenta que va a ser un miembro más de la familia, con quien hay que contar a la hora de hacer planes.

Con la pandemia se han incrementado las mascotas en casa, sobre todo los perros. Son muchas las personas que han decidido comprarse uno para estar acompañados en esta “etapa COVID”, pero ¿qué sucederá ahora cuando estamos volviendo a la normalidad de antes?

Antes de la llegada de la COVID, la idea de tener un perro en casa le echaba para atrás a muchas personas por el hecho de que no sabían qué hacer con él cuando se iban al trabajo. Este impedimento se rompió cuando llegó el teletrabajo porque la gente pasaba más horas en casa. Un tiempo en compañía que los animales agradecen mucho.

Sin embargo, tras el confinamiento, el teletrabajo y el verano toca volver a la rutina y es imprescindible que todos se adapten. También nuestras mascotas. Aunque a veces no nos demos cuenta porque no pueden expresarse con palabras, las mascotas son los que más sienten nuestra ausencia.

Este es el principal motivo por el que, al igual que a los niños, debemos irlos preparando para el cambio tras las vacaciones, para que no les llegue de golpe.

 Antes de dejar solas a nuestras mascotas ocho horas deberíamos someterlos a un proceso de cambios, que consista, por ejemplo, en dejarles solos primero dos horas, luego otras dos etc. Es decir, consiste en ir aclimatándolos a la nueva situación para que se sientan seguros. Para que sepan que, aunque estén solos un par de horas nosotros vamos a regresar para estar con ellos.

Este proceso de adaptación es fundamental para que nuestras mascotas no padezcan el conocido como estrés postvacacional, una depresión o cualquier otra enfermedad en la que pueda derivar la pena que le produce la soledad. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído