La nueva normalidad llegará en "unas semanas" a España, según el consejero de Sanidad de la Junta

Alejandro Vázquez pide prudencia a la hora de sociabilizar y recuerda que el COVID "no se ha ido"

Varias personas sentadas en terrazas de establecimientos hosteleros
Varias personas sentadas en terrazas de establecimientos hosteleros

El consejero de Sanidad en funciones, Alejandro Vázquez, pidió este viernes prudencia a la hora de sociabilizar, ya que el COVID todavía “no se ha ido de la sociedad”, y agregó que es evidente que la sociedad está cansada de la pandemia, pero “se pueden hacer cosas” para hacer una transición a la normalidad con atención a cómo se propague o no la enfermedad. 

Respecto a la inoculación de una cuarta dosis, el consejero en funciones descartó que se administre a la población general, puesto que no está probado científicamente que sea necesaria.

En este sentido, se mostró de acuerdo en inocular esta dosis de refuerzo a aquellos colectivos “sensibles”, es decir el grupo VII (inmunodeprimidos). Asimismo, subrayó que las vacunas que se administran ahora están diseñadas para combatir la cepa Wuhan, que se parece poco a la Ómnicrom.

Respecto a las posibles restricciones de cara a la Semana Santa, el responsable del departamento indicó que falta de celebrarse una nueva reunión con la Junta de Cofradías, que se celebrará entre el 18 y 20 marzo, y señaló que la intención es que haya las menores dificultades posibles para su realización, concretamente las que imponga la ley nacional.

Asimismo, Vázquez aseguró que la Consejería de Sanidad no es quien para modificar los recorridos de las procesiones, pero sí se recomienda que en las calles estrechas se intente mantener la distancia de seguridad.

De igual manera, recordó que el uso de la mascarilla, de momento, es obligatorio en interiores y que la Consejería la retirará toda vez que lo marque el Ministerio. “El próximo día 10 es previsible que se trate en el Consejo Interterritorial el uso de la mascarilla”, precisó.

Respecto al final de la pandemia, el consejero de Sanidad en funciones aseguró que la incidencia sigue bajando y los efectos asistenciales del COVID también han mejorado, por lo que es previsible que dentro de unas semanas comience la nueva normalidad, siempre y cuando no aparezca una variante nueva, tal y como ocurrió en diciembre.

Por último, indicó que la variante Delta del virus ya no es prevalente en Castilla y León, y agregó que ha sido reemplazada por la Omnicron ba2.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído