La nueva residencia de mayores de Puente Ladrillo estará lista casi un año antes de lo previsto

Isabel Blanco ha avanzado que los plazos de ejecución de esta nueva infraestructura se reducirán de 40 meses a 30 estimados ahora, por lo que finalizarán en verano de 2022, casi un año antes de lo previsto inicialmente

La nueva residencia de mayores de Puente Ladrillo estará lista casi un año antes de lo previsto
La nueva residencia de mayores de Puente Ladrillo estará lista casi un año antes de lo previsto

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Isabel Blanco, ha estado en Salamanca en la mañana de este miércoles, 24 de marzo, para visitar las obras de la nueva residencia de mayores situada en el barrio de Puente Ladrillo, en la avenida de Santiago Madrigal.

Blanco ha avanzado que los plazos de ejecución de esta nueva infraestructura se reducirán de 40 meses a 30 estimados ahora, por lo que finalizarán en verano de 2022, casi un año antes de lo previsto inicialmente.

En su visita, que ha realizado junto al alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo; Isabel blanco ha afirmado que este centro constituye un "emblema de modernidad y un ejemplo de la transformación de los Servicios Sociales" emprendida por la consejería de que dirige. 

La residencia de Puente Ladrillo es la primera de titularidad de la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León que se construye plenamente adaptada al modelo de atención residencial que inspirará la nueva Ley de Atención Residencial. Sobre esta nueva ley, Isabel Blanco ha argumentado que será un "sistema de futuro, más innovador y eficiente en la protección de los más vulnerables". La ley incluirá una categorización de las residencias, a partir de un conjunto de parámetros objetivos, que se medirán de forma continua. 

Datos del proyecto de la Residencia Puente Ladrillo de Salamanca

Sobre la nueva residencia de Puente Ladrillo, la Junta invertirá un total de 15,2 millones de euros en la construcción de la infraestructura y otros 2,5 millones en su equipamiento. El proyecto se levanta sobre una parcela de 13.800 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento de la ciudad. El edificio se estructura en un sótano (para instalaciones), una planta baja (que albergará el centro de día, cocina, lavandería, administración y dependencias comunes) y tres plantas que acogerán cuatro unidades de convivencia cada una.

El centro tendrá 170 plazas —41 dobles y 88 individuales— para personas dependientes y otras 16 de estancias diurnas, además de plazas de convalecencia sociosanitaria, donde se prestarán cuidado integrales para facilitar la recuperación de la salud.

La distribución de las plazas se hará en unidades de convivencia, es decir, en espacios similares a pequeños hogares ubicados en el interior de las instalaciones. Su diseño, inspirado en el proyecto ‘En mi casa’, pretende favorecer que los usuarios continúen manteniendo su intimidad y el control de su vida como si se encontraran viviendo en su propio domicilio.

A esta residencia se incorporarán los trabajadores que actualmente prestan servicios en San Juan de Sahagún, aunque la puesta en marcha de las instalaciones conllevará un importante incremento de personal, al menos, de 50 empleados.

Nueva residencia de ancianos de Puente Ladrillo


Distribución por plantas

En la planta baja se sitúa un gran vestíbulo, que sirve como espacio de comunicación entre espacios comunes (salas de estar, cafetería, salas de visitas, fisioterapia, terapia ocupacional, comedor y peluquería) y otros para servicios (cocina, lavandería y almacenes).

Desde este hall, se accede al centro de día, diseñado conforme al nuevo modelo de atención a personas dependientes. Dispondrá de una sala de estar-comedor, dos baños accesibles y compartirá la sala de fisioterapia y la sala de terapia ocupacional de la planta baja de la residencia.

En las plantas primera, segunda y tercera, se ubican los espacios comunes de las doce unidades de convivencia –cuatro por planta– y las habitaciones de los residentes.

La planta primera dispone de 54 plazas para personas dependientes organizadas de la siguiente forma: dos unidades de convivencia con 13 residentes cada una, (ubicados en 3 habitaciones dobles y 7 individuales); una unidad de 16 residentes (en 4 habitaciones dobles y 8 individuales) y una unidad de 12 residentes (en 3 habitaciones dobles y 6 individuales). Las plantas segunda y tercera cuentan con 58 plazas para dependientes cada una, organizadas en dos unidades de convivencia, con 13 residentes cada una, (ubicados en 3 habitaciones dobles y 7 individuales) y dos de 16 residentes (en 4 habitaciones dobles y 8 individuales).

El centro se comunica con el exterior a través de tres patios abiertos en la zona de las habitaciones. La cubierta de la planta baja será ajardinada, con acceso desde los espacios comunes de la planta primera y con plantas tapizantes que constituyen un tapiz vegetal, continuación de las zonas ajardinadas exteriores.

El recinto dispondrá, además, de un espacio destinado a aparcamiento, separado del edificio por puertas automáticas y control de acceso, como el resto de puertas de acceso a la parcela, evitando así cualquier posibilidad de libre circulación de los mayores sin el necesario control.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído