Nueva sanción de 300 euros por la intensidad de los ladridos de un perro

Ocurrió en la avenida Campoamor. Los ladridos superaban en más de diez decibelios lo permitido por la Ordenanza

 Avenida Campoamor
Avenida Campoamor

Los ladridos de un perro han vuelto a ser objeto de sanción en Salamanca, un hecho que se ha venido repitiendo en los últimos meses con cierta asiduidad. En esta ocasión, los hechos tuvieron lugar de madrugada, sobre las 4 horas, en la avenida Campoamor, el pasado 13 de mayo, según se recoge en el Boletín Oficial del Estado de este lunes, 20 de agosto. 

Así, agentes de la Policía Local acudieron al edificio para medir el nivel de ruido existente y constataron que los ladridos superaban en más de diez decibelios los permitidos a esa hora, por lo que lo notificaron al Ayuntamiento para proceder a su sanción. Sin embargo, esta no ha podido ser notificada en el domicilio de la infractora por lo que se publica en el BOE. 

La sanción para estos supuestos, considerados como muy graves según la Ordenanza Municipal para la Protección del Medio Ambiente contra la Emisión de Ruidos al superar en más de ocho decibelios lo permitido, puede suponer una multa de hasta 3.000 euros. En esta ocasión, sin embargo, "en ausencia de situaciones de reincidencia u otras agravantes/atenuantes de su responsabilidad que no se aprecian en principio a la hora de iniciar el presente expediente sancionador", esta fue de 300 euros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído