Un nuevo cisne hembra acapara todas las miradas en el parque de La Alamedilla tras su reciente llegada

La nueva inquilina llegó el pasado viernes, 16 de julio, y todavía se encuentra en plena adaptación, por lo que su romance con el nuevo macho, de momento, no ha cuajado

El nuevo cisne hembra en el Parque de La Alamedilla
El nuevo cisne hembra en el Parque de La Alamedilla

El parque de La Alamedilla está de enhorabuena. Este jueves, 22 de julio, ha tenido lugar la presentación de una nueva inquilina, un cisne hembra, a la que aparentemente se ve feliz, y en buen estado de salud. Aunque por su reciente llegada, el pasado viernes, 16 de julio, continua un tanto nerviosa, algo que parece ser normal ya que hasta ahora ha vivido en una granja, y no está costumbrada a la gente. Por ello, se recomienda no acortar las distancias, y no molestarla, ya que al no estar acostumbrada podría asustarse y defenderse.

El motivo de su llegada a Salamanca según ha dado a conocer la concejala de Medio Ambiente, Parques y Jardines, Miryam Rodríguez es porque la anterior hembra cisne falleció a causa de una enfermedad respiratoria. Como los cisnes son animales que conviven en pareja, el Ayuntamiento de Salamanca ha querido que esta nueva hembra acompañe al macho “para evitar que la soledad de este derivase en una enfermedad, una menor calidad de vida o una depresión”, dice la concejala de medio ambiente.

IMG 4160
 

De momento, no se ha producido todavía el emparejamiento. De hecho, su dietista, Miguel Blanco nos advierte de que es muy complicado que se produzca. Es posible que la relación de los dos cisnes no sobrepase la amistad.

En primer lugar, porque la hembra es muy joven, acaba de cumplir los dos años, y hasta los tres no alcanzan la edad adulta, es decir que no se reproduciría. Principal motivo por el que ahora mismo ignora al macho. La otra razón es porque los cisnes para criar requieren de un lugar tranquilo para hacer su nido, y en el parque de La Alamedilla al estar tan transitado sería muy difícil, porque, además, son muy protectores por lo que aquí sería muy complicado que ejercieran bien su papel de padres.

Durante la comparecencia han fluido las curiosidades. Una de ellas es que los cisnes son animales monógamos, guardan fidelidad de por vida. Su vida oscila entre los 13 y los 23 años. Cuando uno de los dos fallece, Miguel Blanco nos cuenta que el individuo que queda viudo guarda un periodo de “luto”. Pasado ese tiempo podría emparejarse con otro cisne, pero nos advierte que hay muchos que no vuelven a hacerlo nunca.

IMG 4155
 

Para saber si es el caso de nuestra nueva cisne extremeña, y el ya residente cisne vasco habrá que esperar, por lo menos hasta el año que viene, cuando la hembra alcance la edad adulta.

Por su parte, la concejala de medio ambiente ha insistido en que el parque de La Alamedilla está excelentemente acondicionado para que estas aves vivan cómodamente, indicando que este parque es “uno de los pulmones verdes de la ciudad” que cuenta con más de 23.000 metros cuadrados de superficie, con zona de agua y césped. Actualmente habitan 14 patos, 2 cisnes y 1 oca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído