Oficial: Toque de queda a las 20:00 horas desde el sábado, prohibición de moverse entre provincias y reuniones en domicilio limitadas a cuatro personas

Así lo ha confirmado el vicepresidente de la Junta, Fracisco Igea, en rueda de prensa. Han impuesto “las medidas lo más intensas posibles” y si en quince días no cambia, se buscará el confinamiento domiciliario

Imagen de archivo de Francisco Igea
Imagen de archivo de Francisco Igea

No se cerrarán los bares ni los negocios a las 18:00 horas, como adelantaban algunos medios a raíz de la información del Diario El Mundo de Castilla y León. Sin embargo, se impondrá el toque de queda a las 20:00 horas en toda Castilla y León desde este sábado, 16 de enero.

Así lo ha confirmado el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, quien también ha anunciado el cierre perimetral de todas las provincias, con la prohibición de moverse entre ellas salvo por motivos estrictamente justificados.

Igea ha asegurado que más allá de las 20:00 horas solo se podrá estar en la calle para trabajar o las excepciones que completa el estado de alarma, como acudir a la farmacia, al médico o a cuidar a personas dependientes o menores.

Del mismo modo, Igea ha anunciado la prohibición de reunirse en domicilio más de cuatro personas (menos incluidos) que no sean convivientes, aunque “yo recomiendo no juntarnos con no convivientes en el interior de los domicilios”. De hecho, ha afirmado que este aforo es el mínimo que los servicios jurídicos les recomiendan para no entrar en problemas con derechos fundamentales.

Son “medidas lo más intensas posibles, intentando mantener en la medida de lo posible una actividad económica que nos permita mantener nuestra Administración”, ha asegurado Igea antes de anunciar estas medidas que estarán en vigor durante quince días. De hecho, el vicepresidente ha asegurado que si no cambia la situación en quince días se buscará llevar a cabo el confinamiento domiciliario estricto, “no nos queda otra”.

Las medidas que entrarán en vigor este sábado también incluyen limitación en los lugares de culto, con un tercio del total y un máximo de 25 personas.

“Son medidas duras, pero la situación a la que nos enfrentamos es excepcional, muy difícil. Es el momento de llamar a la responsabilidad de todas las administraciones públicas y de todos los ciudadanos para interiorizar el momento que vivimos. Quédense en casa, no se reúnan en sus domicilios con no convivientes y vamos a ser estrictos con las sanciones. Vamos a superar esta situación como lo hemos hecho antes, trabajando y apelando a la responsabilidad de todos”, ha concluido el vicepresidente de la Junta de Castilla y León después de la reunión con alcaldes y presidentes de las diputaciones de la Comunidad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído