¿Qué pasa con los compromisos adquiridos por el Gobierno tras el rechazo a los Presupuestos?

Las grandes líneas fueron aprobadas por Real Decreto por lo que seguirán adelante. Más problemas habrá en los ingresos y en algunos de los gastos

 1221579
1221579

El Congreso de los Diputados ha tumbado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno de Pedro Sánchez por lo que la pregunta es obligada: ¿Qué pasa ahora con todo lo anunciado?

Pues bien, son muchas las cosas que ya han entrado en vigor y que no estaban supeditados a los propios Presupuestos. La subida de las pensiones o del salario mínimo, por ejemplo, ya son un hecho, así como la que ya se anunció en el sueldo de los funcionarios. 

De esta manera, con respecto a lo primero, el aumento se mantiene en el 1,6% para las generales y del 3% en las mínimas. Mientras, los funcionarios seguirán viendo cómo su nómina sigue con una mejora del 2,25% y el salario mínimo continuará en los 900 euros. 

Dudas hay, en cambio, en otros anuncios generales ya hechos. La recuperación del subsidio para mayores de 52 años, por ejemplo, ha quedado en suspenso con el triunfo de las enmiendas a la totalidad de los PGE y ahora se deberá tomar algún otro tipo de iniciativa legal si quiere que su reforma salga adelante. 

El subsidio para mayores de 55 años es una ayuda mensual de 430 euros que el trabajador en paro cobra hasta que alcanza la edad de jubilación que le permite acceder a una pensión contributiva, con independencia de su modalidad, lo que en la práctica se traduce en jubilaciones anticipadas forzosas y, por tanto, en pensiones de menor cuantía.

Igual ocurre con el permiso de paternidad de ocho semanas, que hace también decaer las cotizaciones a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales; y con la eliminación del copago farmacéutico, todas ellas en disposición de aprobarse de otro modo. 

Inversiones y gastos

Parte de las inversiones también seguirán adelante aunque algunos de los proyectos pueden quedar parados. Las grandes obras parece que sí continuarán ya que las que dependen de otras empresas públicas, como Adif, tienen presupuestos estimativos que se pueden tramitar sin necesidad de los presupuestos. 

En Salamanca, eran cerca de 80 millones de euros los presupuestados en el proyecto, de los que la mayoría continuarán. No en vano, la mayor parte de este iba destinado a la electrificación de la línea férrea hasta Fuentes de Oñoro, perteneciente a Adif, mientras que también continuarán las partidas ya reflejadas en los PGE de 2018, que se prorrogarán, con una pequeña cantidad para el enlace de la rotonda de Buenos Aires y los arreglos de las carreteras A-62 y A-66, entre otros. 

La parte más afectada, sin embargo, son los ingresos. Así, el impuesto de sociedades, el incremento del IRPF o la subida del diésel no se llevará a cabo por lo que las previsiones del Gobierno se antojan imposibles. Esto llevará a un déficit mucho más alto del pensado por lo que tocará hacer cuentas para rebajarlo. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído