​El pasado salmantino del máximo dirigente del baloncesto a nivel mundial

Andreas Zagklis es, desde diciembre de 2018, el secretario general de la FIBA. Su relación con Salamanca es más que directa, ya que cursó su último semestre como estudiante en la USAL, siendo “una de las mejores universidades” para aprender castellano. Lo que más le impresionó, además de la amabilidad de la gente, fue que el principal equipo de baloncesto de la ciudad fuera femenino, tal y como confiesa a SALAMANCA24HORAS

 Zagklis foto fiba
Zagklis foto fiba

Hace dos semanas, la Selección Española femenina de baloncesto lograba el billete para Tokio 2020 tras derrotar a Korea y a Gran Bretaña en el Preolímpico. Un torneo que fue noticia ya no porque el combinado español -en el que hubo dos jugadoras de Perfumerías Avenida: Laura Gil y Silvia Domínguez- lograse certificar su asistencia a sus quintos Juegos Olímpicos, sino porque estaba previsto que el Preolímpico se celebrase en China, cambiándose la localización a Serbia debido al coronavirus.

Esta decisión fue tomada por el Comité Ejecutivo de la FIBA, cuyo miembro más ‘poderoso’ tiene una conexión directa con Salamanca. Se trata del griego Andreas Zagklis, que desde diciembre de 2018 es el máximo mandatario de facto del organismo que regula el baloncesto a nivel mundial.

Máximo mandatario porque, aunque por encima de él está el presidente de la FIBA, el maliense Hamane Niang, es el secretario general del organismo el encargado del funcionamiento de la entidad, algo de lo que Zagklis se encarga desde hace casi año y medio. De hecho, él fue el principal encargado de defender la idea de las ‘Ventanas FIBA’ a la que tanto clubes como Euroliga se opusieron, pero en las que España logró el pasado año el billete para un Mundial de China que terminaría levantando.

Una carrera meteórica… con base en Salamanca: “Es una de las mejores universidades del mundo para estudiar español”

Andreas Zagklis está cerca de cumplir los 40 años y, sin embargo, ostenta el puesto de mayor responsabilidad de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) desde el 8 de diciembre de 2018. Un cargo al que accedió por una desgracia: la repentina muerte del anterior secretario general, el suizo Patrick Baumann.

Por aquel entonces, Zagklis era director de Servicios Legales y Asesor Jurídico de la FIBA, cargo al que accedió en 2016, si bien había trabajado de manera previa para el organismo internacional como asesor legal externo -durante 9 años, concretamente- en temas de arbitraje deportivo.

Es decir, con apenas 25 años, el griego ya era uno de los hombres con peso dentro de la FIBA. No sólo eso, sino que también asesoró a jugadores de baloncesto, entrenadores y clubes y actuó como asistente del Tribunal de Arbitraje Deportivo (CAS) en los Juegos Olímpicos de Atenas (2004) y Pekín (2008) y en los de Invierno de Turín (2006).

Eso fue posible gracias a la formación que Zagklis recibió. Además de asistir a un programa de liderazgo en asesoría corporativa en Harvard y cursar el programa de postgrado en Estudios Olímpicos en la Academia Olímpica Internacional, algo a lo que accedió tras obtener sus títulos de pregrado y posgrado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Atenas.

Pero ahí no acaba todo. Y es que Andreas Zagklis completó su formación en la universidad de Western Ontario (Canadá) y… en Salamanca. El griego, con poco más de 20 años, llegó a la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca gracias a un programa de movilidad que le hizo permanecer en el Estudio salmantino durante seis meses.

Concretamente, sus últimos seis meses como estudiante universitario de Derecho. Fue entre enero y junio de 2003 y, como no podía ser de otra manera, se acuerda a la perfección de su estadía en la ciudad, tal y como confiesa a SALAMANCA24HORAS. Este diario ha logrado ponerse en contacto con Andreas Zagklis, quien tiene varios recuerdos ya no sólo de sus estudios en la Universidad de Salamanca, sino de la ciudad en sí.

En lo que al Estudio salmantino se refiere, Zagklis rememora asistir a las clases de ‘Derecho Procesal Civil’ y a ‘Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales’. Sin embargo, de lo que más se acuerda es de acudir a un seminario de marketing deportivo organizado por el profesor Miguel Ángel Prado, ya que “había empezado mi especialización en derecho deportivo este mismo año, por lo que asistí a ese curso”.

Un seminario que le facilitó una buena relación con el profesor Prado, que años después lo invitó a ser conferenciante en otro seminario de la USAL que trataba sobre aspectos legales de los derechos de imagen de los jugadores y de los contratos de patrocinio, “por lo que tuve la oportunidad de visitar Salamanca de nuevo”, esta vez con la familia.

Una visita, sin duda, diferente. Cuando era estudiante vivía en Gran Vía, lo que le permitió abrirse “no sólo al mundo de la cultura española y europea gracias a los estudiantes Erasmus” con los que compartía experiencias, sino que también conoció a muchos estudiantes sudamericanos que aprendían castellano “en una de las mejores universidades del mundo para aprender español”.

Zagklis

Algo que, como bien sabe, es “difícil de encontrar en otra universidad en Europa”, por lo que valora mucho su estancia en la Universidad de Salamanca, ya que esta experiencia “me ha ayudado un montón en los años siguientes en los que he trabajado para una organización mundial” del tal importancia como la FIBA.

Sobre la ciudad de Salamanca y su vida como un charro más, Andreas Zagklis destaca que fue “una notable experiencia” con gente muy amable “que siempre ayudaba a los estudiantes extranjeros”. De hecho, señala con cariño que la gente “se alegraba al escuchar que venía de Grecia” excepto un día, “cuando Grecia ganó a España en el partido de clasificación para la Eurocopa de 2004 disputado en Zaragoza”. Una victoria que, además, se repitió en la propia fase de grupos, quedando apeado el equipo entrenador por Iñaki Sáez.

Hubo una cosa que además le llamó mucho la atención a Andreas Zagklis. Él, aunque ya no podía jugar al baloncesto tras una pequeña lesión que sufrió unos años antes, estaba muy interesado por ese deporte, y le sorprendió “que el principal equipo de la ciudad fuera un equipo femenino”.

Por ello, cada vez que años después ha coincidido con la delegación de Perfumerías Avenida en diferentes encuentros de la Euroliga femenina, ha sentido cierto cariño hacia el conjunto azulón.

Miguel Ángel Prado: “Es una persona maravillosa, me alegro mucho por él porque se lo merece”

Una de las cosas que más sorprende es que Andreas Zagklis se acordase y guardase buen recuerdo de una persona en concreto, Miguel Ángel Prado Prieto. Aunque sorprende menos una vez se charla con el profesor de la Universidad de Salamanca, ya que el buen recuerdo es mutuo.

El profesor Prado comenta a SALAMANCA24HORAS que rememora la presencia de Andreas, como él lo llama, porque fue un hecho poco habitual. “Era la primera edición de un curso que se celebró en sucesivos años, y él mostró su interés en el mundo del marketing deportivo aunque, por su perfil, era una persona más de leyes, de abogacía. Pero se quería especializar”, explica.

“Tenía una vinculación con el deporte muy clara, y quería dedicar su formación para trabajar en ese mundo”, prosigue Miguel Ángel Prado, que además fue invitado por el propio Zagklis años después a participar como ponente en un congreso en Atenas, Grecia.

“Ofrecí una conferencia junto a Esteve Calzada, que por aquel entonces era director de Marketing del FC Barcelona, y Andreas fue nuestro anfitrión”, indica el profesor de la USAL, quien no tiene dudas: “Fue muy hospitalario. Es una persona hiperrespetuosa, hipereducada, y nos trató de maravilla como anfitrión”. Y pone un ejemplo: “Visitamos el Partenón con él, así como otras partes de Atenas, y nos explicó todo perfectamente”.

Por supuesto, la relación no acabo ahí, ya que como bien contó Andreas, el profesor Prado lo invitó posteriormente a “un curso extraordinario de formación, y fue un ponente de ‘10’. Pese al esfuerzo del idioma, hizo una ponencia fantástica, porque hablaba español perfectamente (habla cinco idiomas: griego, español, alemán, inglés y francés). Vino encantado y seguro que si le volvemos a invitar, le haría ilusión”.

Para Miguel Ángel Prado es “un honor y un orgullo” que el secretario general de la FIBA se acuerde de él, y explica que él si tenía el recuerdo grato de Andreas Zagklis “porque, aunque he tenido muchos alumnos desde el 2001, que doy clase, él era diferente. Tenía muchísimo interés y entusiasmo, y una muy buena persona”.

Aunque el contacto se enfrió con el paso de los años, ambos se tienen en las redes sociales. “No tenemos un trato directo, el último mensaje era de 2017, pero le he enviado una felicitación por su nombramiento”. Un nombramiento “del que no tenía conocimiento, me he enterado a raíz de vuestro mensaje. Sabía dónde estaba pero no sabía su cargo”, relata antes de asegurar que “me alegro, porque es merecido. Es una persona joven que, por su forma de ser y por el conocimiento, seguro que va a hacer un buen trabajo. Él se lo ha ganado por su formación y experiencia, pese a su juventud”.

Sobre si cree si Andreas Zagklis asistiría hoy en día a la Universidad de Salamanca como ponente, Prado afirma que “sería un lujo contar con él” aunque opina que “por su agenda, que seguro que no es la misma que cuando vino, lo tendría muy complicado. Siempre se intentaría pero es difícil”. Pero, Miguel Ángel Prado sabe que “le encantaría volver a Salamanca”, tal y como reconoce Zagklis a este diario.

Porque Salamanca es algo más que un simple recuerdo en la vida del encargado de dirigir el baloncesto a nivel mundial. Se trata de una ciudad que le marcó y de la que guarda un cariño más que especial.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído