Las patronales consideran positivo el nuevo permiso de paternidad pero echan en falta más ayudas a las empresas

Tanto Confaes como CES consideran que a la hora de hacer este Decreto Ley el Gobierno no ha contado lo suficiente con las empresas ya que hay aspectos que, según ellos, podrían mejorar

 Trabajador
Trabajador

Confaes: “Puede impedir una correcta planificación productiva a las empresas”

La Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos, en términos generales, se muestra favorable a la equiparación del permiso de paternidad con el de maternidad, sin embargo, hay algunos elementos que no comparten.

Así lo explica el responsable de los servicios jurídicos, Ricardo Andrés, que consideraba que la medida no poseía el carácter urgente y de extraordinaria necesidad que requiere un decreto ley: “ha permitido que el Gobierno haya ampliado el permiso sin una reflexión profunda con las organizaciones profesionales”.

El hecho de que este permiso de paternidad se pueda elegir en parte a lo largo del primer año de vida del bebé, “puede impedir una correcta planificación productiva a las empresas”, a lo que se suma la posibilidad de que el permiso se disfrute a tiempo parcial, un inconveniente especialmente para las empresas con pocos trabajadores.

Según detallaba, Salamanca puede ser uno de esos casos, ya que el 90% de empresas tienen cinco o menos trabajadores, lo que podría suponer problemas en la organización. De esta manera, entienden que si se hubiera hecho en forma de proyecto de ley, se habrían podido incorporar las necesidades de las empresas: “es una norma algo precipitada”.

Sobre las acusaciones de los sindicatos a las patronales de no promover la conciliación, Ricardo Andrés aseguraba que “desde hace mucho tiempo la igualdad está presente en todas las mesas de negociación de los convenios colectivos. Es una acusación genérica y que no tiene una base clara”.

CES: “Es una medida que necesita complementación”

La Confederación Empresarios de Salamanca, a través de su vocal Benjamín Crespo, explicaba que cualquier tipo de medida que favorezca la conciliación es positiva, “pero tiene sus pros y sus contras”.

En este sentido, subrayaba la necesidad de implementar medidas complementarias, como ayudas a la formación de nuevos trabajadores que sustituyan a aquellos de baja. Detallaba que hay ciertos sectores, como el de la alimentación, en el que hay dificultades para encontrar profesionales, por lo que las empresas necesitan un periodo de formación que debería estar subvencionado. De otra manera, las empresas deben asumir ese coste.

Esto se dificulta aún más para los autónomos que trabajan solos. Y como en el caso mayor, incidía en el porcentaje de micropymes con un solo trabajador, que asciende al 70% en Salamanca. En estos casos, indicaba que no pueden acogerse a la baja paternal o de hacerlo, tienen que cerrar la empresa. Por ello pedía medidas para que puedan seguir ejerciendo su actividad.

Respecto a las acusaciones por parte de los sindicatos sobre la falta de conciliación, Crespo aseguraba que “la conciliación es un hito que se ha conseguido y queda mucho por hacer. Cualquier empresario apoya que haya conciliación, otro tema es el coste de esa conciliación, no se puede cargar siempre sobre el mismo”.

Definía la situación del sector empresarial en Salamanca como “de mucha incertidumbre”, ya que el consumo no se reactiva ni es capaz de atraer industria. Es supone que dependa de un sector tan estacional como es el turismo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído