Los peligros que acechan bajo el agua salada pueden causarnos la muerte

Aunque el mar es muy bonito hay muchas miradas que están alerta de todos nuestros movimientos. Hay que estar atentos porque la picadura de algunos de estos ejemplares puede ser muy perjudicial, tanto que pueden causar la muerte

Carabela portuguesa en la playa
Carabela portuguesa en la playa

La playa es la estrella del verano. Todo el mundo se coge unos días para irse a dar un chapuzón al mar. Probablemente sea su estado de relajación, la furia de sus olas, el agua salada y también el sol y el chiringuito. Hasta aquí, pasar un día de playa es una maravilla, pero ¿te has parado a pensar en los peligros que acechan bajo el agua salada?

En las profundidades del mar también hay mucha vida, ‘bichos marinos’ que, aunque por regla general son tremendamente bellos, a la par son tremendamente peligrosos. Por este motivo es muy importante que cuando vayas a la playa te asegures de que hay cerca un puesto de socorro al que poder acudir.

Por si acaso no lo hubiera la OCU explica cómo actuar si nos ataca una medusa, una carabela portuguesa, un pez araña o un erizo de mar. Todos ellos a la par que bellos son muy peligrosos.

MEDUSA

Todos los años es habitual que escuchemos en las noticias o leamos en los periódicos algún caso de picadura de medusa. Según señala OCU “en la parte del contacto con la medusa aparece rápidamente un eritema muy doloroso, inflamado y con aspecto similar a una ampolla”.

Por regla general, las medusas que habitan en las costas españolas no suelen ser tan bravas como las de Filipinas o Australia, por ejemplo. Lo más normal aquí en España si te pica una medusa es que sientas un molesto ‘retintín’ por la inflamación y el picor.

En caso de que te pique una medusa, ¿qué hay que hacer?

Lo más importante es retirar los tentáculos pegados a la piel, aunque se recomienza hacerlo con una pinza o una toalla, pero nunca directamente con la mano. Una vez que se han retirado los tentáculos hay que lavar bien la herida, se recomienda hacerlo con suero fisiológico, pero si no lo tenemos al alcance se puede lavar directamente con el agua del mar, pero nunca con agua dulce ya que será perjudicial. Se puede aplicar hielo para aliviar el dolor, pero no hay que rascarse la piel bajo ningún concepto.

Medusa
Medusa | EP

 

CARABELA PORTUGUESA

Es una especie muy parecida a la medusa, cuya picadura es muy peligrosa puesto que contiene mucho veneno. En algunos lugares es conocida como ‘agua mala’ o ‘falsa medusa’. “Es un organismo que se encuentra habitualmente en aguas cálidas, sobre todo en regiones tropicales y subtropicales, pero de forma ocasional algunos ejemplares pueden llegar a costas españolas” informa OCU.

Su picadura es muy dolorosa ya que contiene un alto porcentaje de veneno que podría llegar a causar la muerte.

En caso de que te pique un ejemplar de esta especie, el procedimiento a seguir sería el mismo que con una picadura de medusa. Eso sí se recomienda introducir la parte afectada en agua caliente unos 20 minutos para aliviar el dolor. En este caso se recomienda acudir al médico lo antes posible.

Carabela portuguesa
Carabela portuguesa | EP

 

PEZ ARAÑA

Este pez es muy conocido en nuestro país. De hecho, es habitual verlo merodear por nuestras costas. A menudo suele acercarse a la orilla dado su afán de meterse debajo de la arena. Este procedimiento que para él es habitual resulta muy peligroso para nosotros. El principal motivo es porque este pez tiene unas espinas dorsales que pueden provocar una grave herida si se nos clava una de ellas. En sus espinas contiene veneno que es lo que hace que la zona de la herida se inflame y que aparezcan náuseas, vómitos o incluso fiebre.

El procedimiento a seguir en caso de que nos ataque un pez araña es lavar bien el sitio afectado, sumergir la zona afectada en agua caliente, aunque en ningún caso hay que aplicar agua fría o hielo sobre la herida.

Pez araña
Pez araña | EP

 

ERIZO DE MAR

Toparse en la playa con un erizo de mar no es tan difícil porque suelen esconderse en los fondos rocosos poco profundos. Así que si eres de los que le gusta explorar entre las rocas vete con precaución porque sin querer puedes poner la mano o el pie encima de un erizo que te puede clavar una de sus espinas. En ese caso primero debes sacarla cuidadosamente con una pinza, desinfectar bien la zona, para ello se puede usar una gasa humedecida con agua y vinagre.

Erizo
Erizo | EP

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído