La persona que sufre desorden de personalidad “no es un asesino, ni secuestra ni roba como reflejan los personajes de las películas”

Quienes sufren este tipo de trastono son personas que "manifiestan diferentes formas de sentir, de actuar y afrontar diversas personalidades, como una herramienta que el cerebro usa para sobreponerse y sobrevivir"

Trastorno de Identidad Disociativo. Foto EP
Trastorno de Identidad Disociativo. Foto EP

A principios del mes de marzo se celebró el Día Mundial del Trastorno de Identidad Disociativo, el 5 de marzo, uno de los problemas de salud mental más invisibles y confusos, alrededor del cual merodean falsas ideas y mitos malogrados debido a la ciencia ficción.

La personalidad es algo que se puede ver alterada en función de las emociones con mayor rapidez de lo que nosotros mismos nos pensamos. A veces ni siquiera es necesario que se desencadene un hecho en concreto para que una persona cambie su estado de ánimo o su forma de actuar bruscamente.

No obstante, estos son episodios paralelos que en poco o nada se le parecen a la alteración de la identidad, un trastorno mental que la psicóloga de Salud Mental, Zaida Gómez define como “una especie de desconexión, una falta de continuidad entre los pensamientos y emociones que da lugar a que aparezcan dos o más estados de personalidad indefinidos, como si la persona desarrollara dos tipos de personalidades diferentes que provocan diferentes formas de sentir, de pensar y de actuar, dando lugar a una discontinuidad importante del sentido del yo”.

Conocer cuáles son las principales causas que originan este trastorno, el perfil de las personas que padecen esta enfermedad o los mitos que la rodean son algunos de los objetivos de este reportaje.

Principales causas que originan el trastorno de identidad disociativo

La disociación, tal y como señala Zaida Gómez es “como un mecanismo de defensa que se produce tras un acontecimiento estresante o traumático, normalmente ocurrido durante los primeros años de vida”.

Este tipo de trastornos aparecen debido al sufrimiento de un trauma, por ejemplo, después de que una persona haya sido sometida a un maltrato físico o emocional en los primeros años de vida, es decir durante la infancia en un tiempo prolongado. En este sentido, la psicóloga asegura que “lidiar con un trauma de este tipo da lugar a mucho malestar y sufrimiento psicológico que va de la mano de problemas de depresión, ansiedad, trastornos del sueño o abuso de sustancias”.

Si tenemos en cuenta que este tipo de trastorno está directamente relacionado con una experiencia traumática, no es de extrañar que la persona que padece desorden de personalidad haya adquirido conductas disociativas para protegerse de ese entorno desagradable e incluso peligroso. Esta es como señala Zaida “una herramienta que el cerebro usa para sobreponerse y sobrevivir. Es una manera de mantener los recuerdos dolorosos controlados”.

fotonoticia 20211118124854 1200
Consulta de psicología. Foto EP

¿Es un trastorno difícil de identificar por la propia persona?

Es difícil porque los síntomas que se pueden presentar suelen confundirse con otro tipo de problemas de salud mental y por supuesto, la persona que lo sufre no identifica lo que le ocurre”, asegura la psicóloga, quien al mismo tiempo desvela que “el grado de recuperación depende de la gravedad de los síntomas y de las características personales que rodean a las personas”.

Al mismo tiempo la especialista insiste en que “con tratamiento psicoterapéutico y farmacológico la persona puede llegar a convivir con este problema, puede llegar a conocerse e identificar las identidades que ha ido desarrollando y llegar a convivir con ello teniendo una vida funcional y optima”. Reconoce también que “lo más importante es pedir ayuda y asesoramiento y generar factores de protección en tu vida”, algo común para todos los problemas de salud mental.

Además, cabe destacar que es complicado encontrar a una persona que padezca este tipo de trastorno, de hecho desde Salud Mental Salamanca "no resgistramos ningún caso en nuestra entidad", apunta la especialista.

Mitos generados alrededor del desorden de personalidad

El parecido con otros problemas de salud mental y la ciencia ficción son los que generan que se especule en torno a este tema: “Este tipo de problemas de salud mental están muy mediatizados por los medios de comunicación, con los años ha ido ganando popularidad por las películas y las novelas que han presentado este trastorno dando una imagen muy negativa de la persona que padece este problema, generando rechazo por parte de la sociedad y también por parte de la propia persona que llega incluso a no pedir ayuda de un profesional”, señala Zaida Gómez.

fotonoticia 20171214092548 1200
Trastorno bipolar. Foto EP

Entre los mitos más destacados, según relata la psicóloga de Salud Mental está la peligrosidad que presentan las personas que padecen desorden de personalidad. Otro de los mitos es que este tipo de trastorno es igual que una esquizofrenia o un trastorno bipolar, cuando no es cierto.

Así, Zaida asegura que “la persona que sufre este problema no es un asesino, ni secuestra ni roba como reflejan a lo mejor personajes de películas que reflejan este problema. Simplemente son personas que manifiestan diferentes formas de sentir, de actuar y afrontar diversas personalidades, pero con una forma de afrontar su trastorno y convivir con él”.

Finalmente, el desconocimiento de este tipo de trastorno es lo que lo hace “invisible” de cara al resto de la sociedad, dando lugar a “la creación de falsas ideas, prejuicios, estereotipos e información incorrecta que hace que este trastorno pase desapercibido y se confunda con otro tipo de salud mental”, manifiesta Zaida Gómez.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído