Las personas que beben en exceso y están delgadas tienen más riesgo de muerte por cualquier causa que aquellas con obesidad

El peso corporal afecta al riesgo de muerte en los bebedores excesivos, pero no como se imagina

EP

5 Comentarios

Consumo elevado de alcohol. Foto Infosalus
Consumo elevado de alcohol. Foto Infosalus

Aunque las investigaciones han demostrado desde hace tiempo un mayor riesgo de muerte relacionado con el alcoholismo para las personas con sobrepeso, un nuevo estudio publicado en la revista 'Drug and Alcohol Dependence' ha descubierto que las personas con un peso inferior al normal que beben en exceso pueden tener un riesgo aún mayor de morir por enfermedades cardíacas, cáncer y otras causas.

El estudio se basó en datos de la Encuesta Nacional de Salud (NHIS) de Estados Unidos, que cuenta con una muestra representativa a nivel nacional de más de 200.000 adultos estadounidenses de entre 35 y 85 años, entrevistados entre el 1 de enero de 2001 y el 31 de diciembre de 2011.

Los investigadores analizaron los datos sobre el riesgo de mortalidad entre bebedores y no bebedores utilizando las categorías de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para definir "bajo peso", "peso normal", "sobrepeso" y "obesidad".

"La NHIS es como un 'selfie' del país porque es una instantánea de los comportamientos de salud de personas de todo tipo --explica Muntasir Masum, becario postdoctoral del Centro de Investigación en Prevención Edna Bennett Pierce de la Universidad Estatal de Pensilvania (Penn State9--. Esperábamos ver una relación entre la obesidad y la mortalidad relacionada con el alcoholismo, y nos sorprendió ver que la relación era especialmente pronunciada para las personas con bajo peso que beben en exceso".

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos definen el bajo peso como el hecho de tener un índice de masa corporal (IMC) inferior a 18,5 mediante el cálculo del peso de la persona en kilogramos dividido por el cuadrado de su altura en metros. Según esto, el IMC es una herramienta de detección, pero no diagnostica "la gordura corporal o la salud de un individuo".

Los investigadores apuntan que es necesario investigar más sobre cómo el hecho de tener un peso inferior al normal podría contribuir a la mortalidad de las personas que beben en exceso. Masum sugiere que podrían estar en juego múltiples factores, como la forma en que las personas manejan el estrés y si tienen problemas de salud concurrentes o deficiencias nutricionales.

"Espero que estos resultados animen a la gente a eliminar los riesgos que pueden llevar a una situación de vida o muerte", confiesa Masum.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído