​El Pleno del Ayuntamiento aprueba la congelación de impuestos y tarifas municipales para el próximo año, pero el precio de las piscinas municipales subirá

Todas las fuerzas políticas, salvo el PSOE, que se ha abstenido en todas las votaciones y Virginia Carrera que ha hecho lo propio en otras dos -regulación de las piscinas municipales y autobús-, han votado a favor de todos los puntos de la Comisión de Economía, Hacienda y Régimen Interior sobre la Modificación de la Ordenanza Fiscal

 Pleno Ayuntamiento 23 octubre (3)
Pleno Ayuntamiento 23 octubre (3)

Los salmantinos no deberán dedicar más dinero a impuestos municipales del que ya venían usando este 2020. El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado que para el próximo año se mantengan todos los precios públicos y tarifas municipales, así como las bonificaciones que se aprobaron para paliar los efectos de la pandemia en algunos sectores como la hostelería.

Esta congelación de los tributos y del precio ha sido votada a favor por todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Salamanca, salvo por el PSOE que ha votado abstención y Virginia Carrera que, a pesar de votar a favor en el resto de los puntos, también se ha abstenido en cuanto a los dictámenes que regulan el precio del Servicio Público de Transporte Urbano Colectivo y el de las piscinas municipales.

Precisamente, será el precio de uso de estas últimas la única tarifa pública que subirá, aunque lo hará mínimamente: un 0,25 %. Una subida que se debe, según el concejal de Hacienda y Régimen Interior, Fernando Rodríguez, “por exigencias contractuales de las tarifas por la utilización de las piscinas municipales a la evolución interanual del IPC sectorial de los servicios deportivos entre noviembre de 2018 y noviembre de 2019”.

Unas medidas que han sido presentadas por el propio Rodríguez y que siguen siendo necesarias para “financiar el funcionamiento de los servicios públicos, así como para actuaciones en gasto social”. De esta forma, también se mantienen todas las bonificaciones y reducciones de tributos y precios ya existentes, “incluyendo la reducción del 99% respecto de las tasas de ocupación de terrazas y mercadillos”.

Por otro lado, también se ha aprobado una nueva bonificación del 25 % de la cuota a las empresas que hayan aumentado el promedio de trabajadores indefinidos en un 10 % en este 2020. Del mismo modo, para el próximo año también se mantendrá el régimen de fraccionamiento para el pago de impuestos, así como los aplazamientos, sin intereses ni garantías.

No sin algunas ‘pullitas’ de políticos como Virginia Carrera, que ha tachado de “falta de ambición” este proyecto y también ha pedido que la Iglesia “pague el IBI”, todas las medidas han contado con el voto a favor de todos los grupos municipales, salvo el PSOE que se ha abstenido y la propia Carrera, que ha preferido abstenerse en los dos puntos que regulan el precio del Transporte Público y las tarifas de las piscinas municipales.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído