​Podemos asegura que el salón de juegos de Los Cipreses “ni tiene licencia ambiental, ni la ha pedido”, por lo que no podría abrir

La concejala Carmen Díez ha remarcado que no están dipuestos “a que se abra una sola casas de apuestas más en Salamanca”. Va a ser la quinta casa de apuestas en Garrido

 carmen díez
carmen díez

La concejala de Podemos integrada en el Grupo Mixto del Ayuntamiento de Salamanca, Carmen Díez, ha comparecido en rueda de prensa para hablar de la situación del salón de juegos del centro comercial Los Cipreses, cuya apertura está próxima, puesto que el nombre del establecimiento ya ha sido colocado.

Si bien por dentro todavía no saben cuál es su estado, Carmen Díez ha explicado las obras llevan realizándose durante dos meses, por lo que estarán muy cerca de finalizar, provocando esto una “honda preocupación” entre las diferentes asociaciones de vecinos de Garrido así como entre los colectivos del barrio, como Juventud Unida Salamanca.

Respecto a la apertura de este salón de juegos, cuyo nombre tiene que ver “con el mundo feliz”, Carmen Díez ha querido realizar una serie de apuntes. El primero, y más importante, es que pese a la realización de las obras, este salón de juegos “no tiene licencia ambiental”. Según la concejala de Podemos, “ni la tienen, ni la han pedido”, por lo que hasta que no la tuviesen no podrían abrir.

Además, la declaración responsable de obras que realizó la empresa responsable todavía no tiene el visto bueno del Ayuntamiento, ha indicado Carmen Díez, algo que a su parecer es “bastante grave”. “Va en la misma línea del salón de juegos de Comuneros: se realizan las obras y después se legaliza la situación”, algo que no convence a Podemos porque encima “son salones de juegos, que provocan tanta alarma social”.

De hecho, Carmen Díez ha remarcado que el 27 de enero solicitaron información al Ayuntamiento sobre cómo se encontraban las autorizaciones del establecimiento de Los Cipreses “y de forma verbal nos ha dicho que no cuenta con ninguna”. Por eso, ante la inminente apertura de este nuevo salón de juegos, la concejala de Podemos ha querido recalcar “alto y claro” que “no estamos dispuestos se abra una sola casas de apuestas más en Salamanca y menos en el centro comercial Los Cipreses”.

Esto se debe a que dicho centro comercial “está construido sobre una parcela de carácter municipal” que tiene constituido el derecho de superficie para actividades “estrictamente comerciales”, algo en lo que no se englobaría este salón de juego “que estará dedicado al juego y las apuestas”.

“No es una cafetería, no nos equivoquemos”

Carmen Díez ha insistido, además, que el salón de juegos, aunque haya puesto también un letrero de cafetería, no es un establecimiento como tal. “No nos equivoquemos”, ha asegurado, ya que según la regulación sólo podrán tener una pequeña barra “para expedir bebidas alcohólicas y no alcohólicas” en una superficie “no superior al 20% de la zona destinada a juegos”.

Es decir, de 150 metros cuadrados que tendrá el establecimiento, apenas unos 7 metros serán para esa barra, ya que no toda la superficie estará destinada a juegos.

Igualmente, la concejala del Grupo Mixto también ha aclarado que este salón de juegos “no tiene nada que ver con las máquinas recreativas”, ya que a esas sí tienen acceso a menores de edad. En estas, cuyo acceso a los menores está teóricamente prohibido, se pueden jugar con las máquinas existentes “y, además, hacer apuestas online”, algo que parecía circunscrito a la actividad individual de cada uno en su casa.

Esta preocupación por las casas de apuestas no sólo se extienda a Podemos Salamanca. “Las organizaciones sociales de Garrido están preocupadas porque hay cinco en un radio de un kilómetro”. Además, esa alta saturación se da en lugares en cuyos alrededores hay colegios e institutos. De hecho, según las mediciones de Asaljar y las de Podemos, el salón de juegos de Los Cipreses “está a menos de 100 metros del CEIP San Mateo”, distancia mínima que marca la legislación de Castilla y León.

“Y no es el único centro educativo. Está el IES Francisco Salinas, el complejo deportivo Vicente del Bosque, el colegio Montessori, relativamente cerca la Escuela Municipal de Música”, indicaba Carmen Díez, afirmando que, en definitiva, es una zona de “alta concentración de espacios de ocio y juventud”.

No sólo eso, sino que al ser un centro comercial constituido sobre suelo público, se deben realizar una serie de compensaciones sociales tanto al Ayuntamiento como a los colectivos de la ciudad. Esas compensaciones consisten en la cesión de espacios para realizar actividades culturales, deportivas y de ocio por parte de los colectivos ciudadanos del barrio así como de toda la ciudad. “Actividades que no se podrán realizar porque son incompatibles”, lamenta la concejala.

Por último, sobre la Ley del Juego, la concejala ha considerado es “el primer paso de un bebé que quiere convertirse en un corredor de fondo” para acabar “no con el juego, sino con las salas de apuestas que están llevando a la ruina a familias y personas”. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído