¿Por qué es importante el pan en la dieta de los más pequeños?

Dicho escenario se repite más en los hogares con hijos de 6 a 12 años, donde incrementó un 10 por ciento la cantidad consumida con relación al año anterior

EP

0 Comentarios

Pan. EP
Pan. EP

En el 74 por ciento de los hogares con hijos de hasta 18 años se consume al menos una barra de pan al día, según el estudio 'Análisis del consumo de pan en el target infantil', elaborado por el Instituto de Investigaciones de Mercado y Marketing Estratégico Ikerfel para la Organización Interprofesional de Cereales Panificables y Derivados de España (Incerhpan).

Precisamente, este estrato de la población española parece sostener el consumo de pan, pues el 83 por ciento de los encuestados por Ikerfel aseguran haber aumentado el nivel de ingesta frente a 2020.

De hecho, dicho escenario se repite más en los hogares con hijos de 6 a 12 años, donde incrementó un 10 por ciento la cantidad consumida con relación al año anterior. Esto se debe, según se explica en el citado estudio, a que a los más pequeños de la casa les gusta el sabor del pan y los padres lo consideran un alimento óptimo para que lleven una dieta saludable.

"COMBUSTIBLE" PARA EL ORGANISMO

Según recuerdan desde Incerhpan, el pan es una fuente importante de hidratos de carbono (51,5 gramos por cada 100 gramos de pan), cuyo componente principal es el almidón, que a la vez se transforma en glucosa y actúa como "combustible" para proporcionar energía a su organismo.

"En los niños que tienen una gran actividad física, que implica siempre un gasto elevado de energía, el pan ayuda a cubrir la mayor necesidad de ingesta de hidratos de carbono. En estos casos, un bocadillo, acompañado de una fruta o de un lácteo, puede suponer una excelente opción", declara Beatriz Navia, doctora en Farmacia y profesora del departamento de Nutrición y Ciencia de los Alimentos de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

No obstante, en el resto de los casos, el consumo de cereales y sus derivados, grupo donde se integra el pan, suele contar con una frecuencia inferior a la recomendada por los expertos. "No ingerir una cantidad de pan suficiente podría conducir a desequilibrios importantes en la dieta, aumentando la cantidad de energía procedente de las grasas y proteínas", subraya la doctora Navia.

De hecho, incluso la Guía de la Alimentación Saludable de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) aconseja consumir arroz, al igual que pasta, entre dos y tres veces a la semana; además de acompañar con pan todas o prácticamente todas las comidas realizadas a lo largo del día.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído