La posibilidad de que las familias se llevasen a los usuarios de las residencias para pasar la cuarentena en casa no cuajó en Salamanca

Según datos facilitados por la Junta de Castilla y León y la Diputación de Salamanca a SALAMANCA24HORAS, sólo dos residentes en estos centros asistenciales públicos regresaron con sus familias para pasar la cuarentena en casa

 3185002
3185002

Debido a la situación que están viviendo las residencias debido a la pandemia de coronavirus y cuando comenzó a haber restricciones en las visitas a los mayores, las comunidades autónomas aclararon a finales de marzo que los ancianos y otras personas acogidas en estos centros podían marcharse con sus familias, si así lo deseaban estas últimas, siempre que no estuvieran contagiados. En ningún caso las personas que se marcharan perderían su plaza en la residencia cuando el temporal amainase.

Las autonomías son competentes en el ámbito de las residencias y cada una decidió cómo actuar. Ceuta y La Rioja, por ejemplo, lo impidieron, amparándose en la importancia de garantizar la seguridad de los usuarios. Extremadura priorizó la permanencia en el centro. En el caso de Castilla y León, tal y como señaló hace unos días la consejera de Sanidad, Verónica Casado, esta indicación emanaba de un acuerdo entre la Consejería de Sanidad y la de Familia, que aprobaban esta iniciativa para luchar contra los focos de contagio en las residencias, que ponían en riesgo a residentes y personal sociosanitario. El propio Francisco Igea ha reiterado en varias ocasiones que las residencias son importantes focos de casos de Covid-19 debido a que en ellas se concentran situaciones de debilidad y, lógicamente, de vida en comunidad.

Según los datos facilitados a SALAMANCA24HORAS por la Delegación Territorial de la Junta en Salamanca, esta iniciativa, la de que los residentes regresaran con sus familias durante la pandemia, no ha cuajado en absoluto en los centros asistenciales públicos. Así, de los 53 residentes del Centro de Atención a Personas con Discapacidad Psíquica (CAMP) de Lasalle, sólo uno volvió con sus familiares para afrontar el estado de alarma en casa.

En las residencias San Juan de Sahagún y Campyco de Béjar, con 60 y 74 residentes, ninguna familia optó por llevarse de vuelta al hogar a algún residente.

En el caso de la Residencia Asistida Provincial de la Diputación de Salamanca, según los datos facilitados por la Institución cameral un residente abandonó las instalaciones para vivir el estado de alarma en la casa de su familia. El resto permanecieron en las instalaciones del antiguo Hospital Provincial.

Expertos en geriatría indicaron a finales del mes de marzo que, en condiciones de dependencia, no convenía trasladar al familiar de la residencia a casa porque las familias no tienen la capacidad de atender las necesidades propias de personas con dificultades. Sólo en caso de que estas personas carecieran de patologías, no tuvieran afecciones respiratorias, tampoco deterioro cognitivo y buena movilidad sería recomendable que la persona saliera de la residencia para evitar contagios y que su vida corriera serio peligro.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído