El precio de los carburantes cae a nuevos mínimos y ya acumula un abaratamiento de más del 18% desde enero

El precio medio del litro de gasóleo ha bajado un 1,44% respecto al dato anterior, hasta situarse en 1,022 euros, su nivel más bajo desde agosto de 2016

 Gasolinera vacía debido al desplome del consumo de gasolinas durante el confinamiento en el estado de alarma por coronavirus, Covid-19. En Sevilla (Andalucía, España), a 06 de abril de 2020.
Gasolinera vacía debido al desplome del consumo de gasolinas durante el confinamiento en el estado de alarma por coronavirus, Covid-19. En Sevilla (Andalucía, España), a 06 de abril de 2020.

El precio de los carburantes ha proseguido esta semana con su tendencia bajista y ha tocado nuevos mínimos, acumulando ya un abaratamiento de hasta más del 18% desde los máximos anuales que tocó a principios de año.

En concreto, el precio medio del litro de gasóleo ha bajado un 1,44% con respecto al dato anterior, hasta situarse en los 1,022 euros, su nivel más bajo desde agosto de 2016.

De esta manera, el gasóleo sigue amenazando con romper la barrera del euro, algo que no sucede desde hace casi cuatro años. No obstante, en gasolineras de varias comunidades autónomas ya es posible encontrar precios por debajo de esa cota del euro desde hace unas semanas.

En el caso del litro de gasolina, en esta semana ha registrado un descenso del 1,24%, para marcar un precio medio de 1,108 euros, en mínimos desde marzo de 2016.

Con respecto a los máximos anuales que tocaron los combustibles en la primera quincena de enero, el gasóleo acumula actalmente un descenso del 18,4%, mientras que en el caso de la gasolina el abaratamiento se sitúa en el 16,4%.

Este importante descenso en los precios de los carburantes viene acompañado del desplome en que se encuentra inmerso en los mercados internacionales el crudo, que esta semana llegó a marcar, en el caso del Texas americano, niveles históricos por debajo del cero.

No obstante, este jueves el precio del barril de petróleo tomaba algo de aire y el Brent, de referencia en Europa, cotizaba por encima de los 22 dólares, mientras que el Texas se intercambiaba a casi 16 dólares.

A pesar de este desplome registrado por el petróleo, el descenso en los precios de los carburantes no varía en la misma proporción, ya que no tienen una relación directa con la cotización del barril de crudo, sino que dependen de las cotizaciones de la gasolina y gasóleo en los mercados al por mayor, todos ellos en dólares.

Además, los precios publicados por el Boletín Petrolero corresponden a la media de los precios diarios de la semana anterior, por lo que existe un decalaje entre los precios publicados y los precios reales.

En España la gasolina sigue estando más barata respecto a la media de la Unión Europea (UE) y la zona euro, donde el litro cuesta 1,193 euros y 1,255 euros, respectivamente, al mismo tiempo que el litro de gasóleo cuesta de media 1,113 euros en la UE y 1,143 euros en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído