​A USO le precoupan los datos “ por lo que hemos perdido este mes, pero, sobre todo, por lo que se continuará perdiendo en los próximos meses”

“El más que previsible aumento de parados en los próximos meses, ya que los funcionarios de las oficinas de empleo no dan abasto para atender todas las peticiones, va a ser una realidad”

 Trabajador Plaza Mayor
Trabajador Plaza Mayor

Los efectos de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus han dejado en Castilla y León unas cifras alarmantes: 8.921 parados más este mes de marzo y 4.400 afiliados menos a la Seguridad Social. “Unos datos que nos preocupan por lo que hemos perdido este mes, pero, sobre todo, por lo que se continuará perdiendo en los próximos meses”, lamenta Lorenzo Lasa secretario provincial de USO-Salamanca

“El más que previsible aumento de parados en los próximos meses, ya que los funcionarios de las oficinas de empleo no dan abasto para atender todas las peticiones, va a ser una realidad. Por eso, reclamamos un esfuerzo de las administraciones públicas para reforzar los servicios de empleo, tirando de las bolsas de contratación para que una plantilla ya de por sí diezmada pueda afrontar esta sobrecarga de trabajo”, continúa Lasa.

El paro registrado se ha situado en marzo en 152.644 personas en Castilla y León. El desempleo ha subido en todas las provincias, siendo Valladolid, León y Burgos donde más parados se han registrado.

Del total de parados de este mes, 5.464 son hombres y 3.454 son mujeres. “Por primera vez, el paro ha golpeado menos a las mujeres. Los empleos más precarizados, como limpieza o cuidados, se han demostrado imprescindibles en esta crisis y se han mantenido, y emplean principalmente a las mujeres. En este caso, deberían estar reforzándose las plantillas, porque están soportando una carga de trabajo bestial y más necesaria que nunca”, reivindica el secretario provincial de USO-Salamanca.

La contratación también ha descendido significativamente, con 14.456 contratos menos formalizados durante el mes de marzo, lo que supone un 21,85% menos. De los casi 52.000 contratos, el 89,2% han sido temporales. “La contratación ha variado su relación entre temporales e indefinidos, alcanzando estos últimos un porcentaje más elevado con respecto a otros meses. Esto se debe, no a la estabilización del empleo, sino a los miles de contratos temporales que no se han realizado por las circunstancias en las que estamos inmersos, como serían los contratos para Semana Santa”, analiza Lasa.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído