La presencia de mercurio en el pescado salta a la palestra de nuevo: la OCU alerta de ello

El consumo de pescado es necesario para gozar de una salud cardiovascular correcta y de una alimentación equilibrada. Aunque hay que intentar no abusar de las especies más contaminadas

Pescados con mercurio |Fotografía EP
Pescados con mercurio |Fotografía EP

En repetidas ocasiones se nos ha venido alertando de la presencia del mercurio en algunas especies de pescados. La Agencia de Seguridad Alimentaria (AESAN) ha anunciado en más de una ocasión que el mercurio, al tratarse de un metal pesado puede llegar a ser muy tóxico, y afectar gravemente a la salud de las personas.

Desde la OCU anuncian que han llevado a cabo un riguroso estudio sobre determinados pescados y mariscos, con el fin de conocer la cantidad exacta de mercurio que contienen. La resolución de la investigación establece que la mayoría de los productos sometidos a examen tenían un nivel bajo de mercurio, destacando principalmente los mejillones, almejas, pulpos, calamares, langostinos, y pescados como salmón y lenguado.

Los niveles más altos de este metal se encuentran en el atún rojo, el pez espada y determinadas clases de tiburones. Por el contrario, desvelan que los productos de acuicultura son los que contienen un nivel medio de mercurio.

Son varios los expertos que han revelado en multitud de ocasiones que el consumo de pescado es necesario para gozar de una salud cardiovascular correcta, y una alimentación equilibrada. La AESAN se ha pronunciado en varias ocasiones al respecto sobre las cantidades exactas de pescado que debe consumir la población en función de la edad o la situación en la que se encuentren.

Las recomendaciones indican que el consumo adecuado que debe hacer un adulto, es decir, la población en general es de entre 3 y 4 raciones por semana. En la misma línea tendrían que ir los niños de entre 10 y 14 años. Caso diferente son las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia que al igual que los niños que se encuentren entre los 0 y 10 años no deberán consumir especies con un alto contenido de mercurio.

También se recomienda ir alternando las especies de pescado blanco y azul.

Para distinguir los pescados que tienen más mercurio, hay que saber que por ejemplo los ejemplares más grandes que son los depredadores tienen un nivel más alto de mercurio. Por ello en caso de consumir algunos de estos ejemplares se deben combinar con otras especies que estén menos contaminadas de mercurio como son, por ejemplo, la dorada, las sardinas, el lenguado, el salmón o la trucha entre otras.

¿Cómo se contaminan los pescados de mercurio?

Que un pescado se contamine es tarea sencilla puesto que lo hacen a través del medio ambiente. Sin embargo, esta no es razón suficiente para eliminarlo de nuestra dieta, simplemente hay que combinarlo con los menús de diferentes especies, intentando comer con excepcionalidad aquellas especies poco contaminadas. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído