Primavera Europea, a través de Equo Salamanca, ha comparecido en rueda de prensa al fin de explicar y hacer llegar el contenido verde de la formación política. Carolina Martín, coportavoz del partido, ha definido este reto como “difícil” al no hablar de la parte puramente ecologista y sí tener que hacerlo de la importancia que se debe conceder a concienciar a la gente “lo importante y necesario que es contar con eurodiputados que hablen de ecología política en España”, según ha explicado. Además, Carolina Martín ha manifestado “que es la hora de hacer una revolución verde en España” y ha añadido “que Equo es el único partido verde que puede ofrecer esta garantía y así está reconocido por la Unión Europea”.

 

La ecología política, como ha explicado Carolina Martín, “es pensar que la ecología es lo que rige todas nuestras políticas y todas nuestras propuestas electorales. Es algo transversal que rige todo nuestro programa”. Votar verde el próximo 25 de mayo, ha subrayado, “es importante porque votando a un partido verde es la única manera que tiene la ciudadanía de asegurar el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos de hoy y de los ciudadanos del mañana. Es la única manera que tiene la ciudadanía de asignar que sus representantes políticos en el Parlamento Europeo velen por su salud”. Al mismo tiempo ha querido dejar claro el argumento en contra tierra “a los que piensan que los partidos verdes solo hablamos de animalitos, flores o mariposas… También hablamos de sanidad pública, educación pública o de empleo y energía porque hay un 15% de hogares en España que viven en la pobreza energética. Pero hablar de prevención en la salud y en la calidad del entorno solo lo ofrecemos nosotros”.

 

Por último, Carolina Martín se ha mostrado convencida en lo importante que es también el aprovechamiento de los nuevos yacimientos de empleo relacionados con sectores verdes a través del ‘Green New Deal’. “Es nuestra propuesta que incluye explotar yacimientos de empleo verdes que por intereses de gobiernos y empresariales no se han explotado. Ello supondría la creación de miles de puestos de trabajo mediante la rehabilitación de viviendas, la movilidad sostenible, las energías renovables, agricultura ecológica, lucha contra el cambio climático, etcétera”. “Esto demanda una regulación financiera más potente que incluya un impuesto a las transacciones financieras y una tasa bancaria. La utilización generalizada de una fiscalidad medioambiental para que se aplique el lema de quien contamina, paga. Por su puesto, un impuesto a las emisiones de CO2 y tributación progresiva que disminuya la presión fiscal sobre los trabajadores para que pague más quien más tiene e incentivos fiscales a iniciativas verdes”, ha concluido Carolina Martín.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído