Prosigue el descenso de la incidencia del virus en Salamanca, aunque el riesgo sigue siendo "alto" según los parámetros de la Junta

La tasa a 14 días en Castilla y León se ubica en el umbral del descenso al riesgo alto con 251,70 casos por 100.000 habitantes

0 Comentarios

Cribado masivo realizado en el palacio de Congresos este lunes y martes para empresas del centro de Salamanca. | FOTO: ICAL
Cribado masivo realizado en el palacio de Congresos este lunes y martes para empresas del centro de Salamanca. | FOTO: ICAL

La tasa de incidencia acumulada de casos diagnosticados por COVID-19 continúa su descenso en Castilla y León al situarse hoy en 93,87 casos por cada 100.000 habitantes a siete días, casi cinco por debajo de los 98,46 registrados ayer, y en 251,70 a 14 días, en el umbral de descenso de riesgo muy alto a alto que marcan los 250 casos por cada 100.000 habitantes.

Por provincias, la tasa más alta a siete días la sigue registrando Soria, con 241,89, seguida de Palencia, con 127,24. Se trata de las dos únicas provincias que, actualmente, cuentan con una incidencia acumulada que las sitúa en riesgo muy alto, ya que las tasas de León (119,62), Burgos (110,16), Segovia (91,22) y Salamanca (85,95) las ubican en la zona naranja, de riesgo alto, y Valladolid (58), Ávila (56,45) y Zamora (43,97) se encuentran ya en riesgo medio, si bien esta última provincia sufrió su tercera subida consecutiva desde el 29,9 que marcó el pasado sábado.

En lo referente a la tasa de incidencia acumulada a 14 días, también es Soria la que cuenta con una cifra mayor, con 543,40 casos por 100.000 habitantes, seguida de las provincias de Palencia (373), León (291,82), Salamanca (278,21), Segovia (276,91) y Burgos (250,24), todas ellas en riesgo muy alto aún. Un nivel por debajo se sitúan las provincias de Valladolid y Ávila, con incidencias acumuladas a 14 días de 184,96 y 155,39 casos por 100.000 habitantes, y Zamora ya se encuentra en riesgo medio con una tasa de 100,24.

Tras el ligero repunte de ayer, la ocupación de camas de hospitalización por casos de COVID-19 volvió a experimentar un descenso hasta situarse en un 12,86 por ciento en planta, frente al 13,79 de ayer, mientras que también continúa bajando la ocupación de camas en UCI, pasando del 44,24 por ciento de ayer al 42,62 por ciento registrado hoy, lejos aún, no obstante, del 25 por ciento que marca el paso del riesgo muy alto a alto.

La positividad global de las pruebas diagnósticas por semana consolidó el descenso iniciado con la semana al pasar del 9,20 por ciento de ayer al 9,07 por ciento registrado hoy, si bien el porcentaje de casos con trazabilidad continúa bajando y se sitúa en un 71,93 por ciento frente al 72,3 de ayer y al 74,66 dado a conocer por la Consejería de Sanidad el domingo.

Por último, y tal y como advirtió hoy la consejera de Sanidad, Verónica Casado, el índice reproductivo básico sigue subiendo en la Comunidad hasta situarse en una media interprovincial de 0,77, netamente más alta que el 0,74 registrado ayer, el 0,69 del domingo o el 0,62 que se llegó a alcanzar hace apenas diez días. Así, Zamora creció exponencialmente y reflejó hoy un índice mayor de 1, con 1,18, mientras que el resto de provincias se mantiene por debajo con Burgos a la cabeza (0,91), seguida de Soria (0,82), León (0,81), Ávila y Palencia (0,71), Salamanca y Segovia (0,69) y Valladolid (0,66).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído