El protocolo de vigilancia activa en el cáncer de próstata, una opción cada vez más frecuente

El cáncer de próstata es una enfermedad frecuente en el hombre. En España mueren al año unos 5.800 pacientes por este tipo de cáncer. Sin embargo, la ciencia avanza y la mayoría de tumores están siendo diagnosticados en fases iniciales, debido a que cada vez es más activa y está más evolucionada la búsqueda, por lo que también los positivos han crecido en número

 Vigilancia activa cancer prostata
Vigilancia activa cancer prostata

Según indican desde el Servicio de Urología del Complejo Asistencial de Salamanca, en 2014 se diagnosticaron en torno a 200 cánceres de próstata. En 2018, cuatro años después, la cifra fue de 327. De todos ellos, el tumor avanzado o metastásico representa en Salamanca un porcentaje del 5% anual.

Debido a que el cáncer de próstata crece muy lentamente, es probable que los hombres que reciben el diagnóstico cuando el tumor es muy pequeño nunca presenten signos y síntomas de la enfermedad. Muchos pueden vivir toda su vida normal antes de que el cáncer incluso crezca lo suficiente como para necesitar tratamiento.

Por ello, en la actualidad existe un protocolo denominado "seguimiento activo" o "vigilancia activa", en el que el paciente es sometido a una observación minuciosa si su cáncer no está causando ningún síntoma o se espera que su crecimiento sea lento. "En ocasiones sabemos de antemano que muchos tumores localizados no van a tener impacto en la vida del paciente. Sí, el paciente tiene un tumor, pero no va a morirse, porque los tumores se clasifican y cada uno tiene un potencial de agresividad", explica a SALAMANCA24HORAS el doctor Francisco Gómez Veiga, jefe del Servicio de Urología. Por lo tanto, con la vigilancia activa también se evita que el paciente tenga que enfrentarse a los efectos secundarios que conlleva el tratamiento de cirugía o radioterapia.

"Esta corriente de tratamiento se realiza en base a una investigación de muchos años", afirma con rotundidad Gómez Veiga. "Esto no quiere decir de ningún modo que el personal médico abandona al enfermo. Existen unos protocolos de seguimiento acompañados de controles analíticos y complementados si es posible con estudios de resonancia e imagen. Y así, según la evolución de esos controles, podemos decidir seguir sin tratar o llevar a cabo cirugía o el proceso de radioterapia", cuenta.

¿Es una forma controvertida de actuar?

Una aparente desventaja de este método de vigilancia activa consiste en que podría darle una oportunidad al cáncer de crecer. ¿Es controvertido este seguimiento, entonces? Gómez Veiga responde que el paciente recibe en todo momento información del seguimiento que se le está realizando al tumor. "Puede ocurrir que el paciente se agobie pensando que tiene un tumor y que no se le está tratando. Ahí entra en juego la cancerofobia, un miedo humano que cualquiera puede sufrir. Por supuesto que todos los tratamientos tienen ventajas e inconvenientes, pero un hombre joven puede ver alterada su potencia sexual o sufrir de incontinencia urinaria debido a los efectos secundarios de una intervención", explica el doctor.

Muchos hombres que eligen la vigilancia activa para el cáncer de próstata, en el mundo occidental, en la actualidad nunca se someten a un tratamiento oncológico. Es posible que el cáncer no crezca nunca y estos hombres puedan alcanzar su expectativa de vida normal. Sin embargo, algunos hombres pueden elegir recibir tratamiento para el cáncer de próstata si ocurre que el cáncer comienza a crecer más rápido de lo esperado; el cáncer se extiende o el cáncer provoca síntomas.

Otras alternativas: cirugía con el robot Da Vinci

El tratamiento del tumor, tanto en fases localizas desde el bajo riesgo y la alternativa de la vigilancia activa o en un estado localizado más avanzado, pasa por la cirugía o radioterapia. En este caso, el Servicio de Urología utiliza una de las tecnologías más punteras: el robot Da Vinci. "Hemos incorporado como servicio la tecnología del Da Vinci, que la estamos aplicando precisamente al tratamiento del cáncer de próstata", explica el doctor Gómez Veiga. "A día de hoy está ofreciendo muy buenos resultados, con altas precoces y buenas evoluciones postoperatorias", indica el jefe del Servicio.

Se trata de una tecnología puntera que ayuda al cirujano a tener más precisión. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído