La provincia de Salamanca perdió 1.236 empadronados el último año, según el avance estadístico del Padrón Continuo publicado por el INE

La provincia ha perdido 20.850 empadronados desde el año 2000, según las estadísticas recogidas por el INE

 Calles vacías 3
Calles vacías 3

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó este martes, 21 de abril, el avance estadístico del Padrón Continuo y la provincia de Salamanca vuelve a salir malparada y a perder un número significativo de empadronados.

En este caso, tal y como recoge el INE, la provincia salmantina perdió 1.236 empadronados el último año, pasando de 330.119 personas en 2019 a las 328.883 de 2020. El descenso del Padrón Continuo es mayúsculo en Salamanca si se compara con el año 2000, cuando había 349.733 personas empadronadas, por lo que la provincia ha perdido más de 20.000 empadronados (20.850) en veinte años.

El pico de mayor población se dió en Salamanca en 2009, con 354.608 empadronados. Desde entonces, la caída ha sido muy acentuada e imparable. Entre 2009 y 2020 se han perdido 25.725 empadronados.

Tabla INE


Castilla y León, una de las tres comunidades autónomas de España que perdió población

Castilla y León es una de las tres comunidades autónomas que perdió población empadronada en el último año, en concreto, 6.263 personas menos (-0,3 por ciento), frente a un aumento nacional de 405.048 personas (0,9 por ciento más) respecto a los datos a 1 de enero de 2019, según el Avance de la Estadística del Padrón Continuo publicado este martes por el INE.

En total, el total de personas inscritas en el Padrón Continuo en Castilla y León a 1 de enero de 2020 es de 2.393.285 habitantes (47.431.256 habitantes en España), lo que supone 6.263 personas menos respecto a los datos definitivos a 1 de enero de 2019, cuando se alcanzaron los 2.399.548 empadronados.

Estos datos sitúan a Castilla y León como la comunidad que ha perdido más población empadronada en términos absolutos y como la tercera con mayor descenso en términos relativos, sólo por delante de Principado de Asturias y Extremadura (ambas con un -0,4 por ciento), y también inferior al dato de la ciudad autónoma de Ceuta (-1,1 por ciento).

Por provincias, la merma poblacional sigue afectando esencialmente al oeste de Castilla y León, ya que el número de habitantes creció en Burgos, Segovia, Soria y Valladolid, y mermó en el resto. En concreto, en la provincia soriana (88.871), aumentó un 0,3 por ciento; en la burgalesa (357.532) y la vallisoletana (520.535), se elevó un 0,2 por ciento; y en la segoviana (153.326), avanzó una décima.

Por el contrario, en Zamora (170.560), cayó un 1,1 por ciento; en León (456.237), bajó un 0,8 por ciento; y en Ávila (157.078), Palencia (160.263) y Salamanca (328.883), un 0,4 por ciento.

No obstante, Castilla y León es la sexta comunidad autónoma más poblada a 1 de enero de 2020, tras Andalucía, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Galicia, mientras que las que tienen menos población son La Rioja, Cantabria y Comunidad Foral de Navarra.

La población española crece hasta los 47,4 millones de personas

La población residente en España se situó en los 47.431.256 habitantes a fecha 1 de enero de 2020, según el Avance de la Estadística del Padrón Continuo del INE, que refleja la cifra más elevada de la serie histórica. El número de españoles se ha incrementado, pero sobre todo han aumentado los ciudadanos extranjeros respecto a los datos a 1 de enero de 2019.

La cifra global de 47,4 millones supone un aumento de 405.048 personas (un 0,9%) respecto al año pasado y muestra que la población en España sigue creciendo y lleva cuatro años en alza. De este total, 2.008.058 tienen nacionalidad española (el 88,6%) y 5.423.198 tienen nacionalidad extranjera (el 11,4%), y alcanzan así su máximo desde 2013.

Según datos provisionales del padrón, durante el año 2019 el número neto de españoles se incrementó en 18.728 personas (un 0,04%) y, de hecho, el número de españoles supera por primera vez los 42 millones.

Por su parte, el número de extranjeros aumentó en 386.320 (un 7,7%) respecto a datos de 2019, y crece por tercer año consecutivo. Es más, la población extranjera en España a fecha 1 de enero de 2020 alcanzó los 5.423.198, lo que supone su máximo desde 2013 y el mayor aumento en términos relativos desde 2007. Los ciudadanos extranjeros suponían el 11,4% del total de los empadronados, el porcentaje más elevado desde 2010.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído