El proyecto ‘Ranquines’ cumple tres años: 134 personas con problemas de salud mental han sido atendidas en Salamanca

El recurso diocesano para personas con problemas de salud mental celebra su III aniversario y este año señala la estabilidad, la incondicionalidad y la resiliencia. Estos tres primeros años se ha atendido a un total de 134 personas

0 Comentarios

 Foto2
Foto2

El centro de día ha organizado la grabación de un programa especial de radio con los participantes del proyecto que además se emitirá en directo el próximo lunes 28 a las 11:00h en Radio USAL, en la 89.0; también podrá escucharse en la web de Cáritas y en las redes sociales. Además, el día 27, fecha del aniversario, tendrá lugar un acto con las entidades promotoras y las instituciones que dará comienzo a las 12 de la mañana con la presentación de dicho programa y continuará con la celebración de la Eucaristía en la capilla de los Misioneros Paúles.

El director del centro de día analiza la situación y hace balance de este tiempo. Francisco Berbegal señala: “En el primer aniversario dijimos que fue la confirmación de que un Centro de día de salud mental de nuestras características era efectivamente necesario en la provincia de Salamanca. En el segundo aniversario dijimos que los datos y el trabajo realizado nos hablaban de consolidación del proyecto. ¿Qué podemos decir del tercer año de funcionamiento? Vamos a apoyarnos en tres conceptos para compartir nuestra reflexión sobre este tercer año del Centro de día Ranquines”. 

Comienza hablando de estabilidad. Este año han solicitado atención 69 personas, cifra similar a la de los dos años anteriores (67 la solicitaron el primero y 69 el segundo). De ellas un 19% procedía de las administraciones públicas (CEAS y EPAP del Ayuntamiento de Salamanca y la Diputación, y del SACYL), un 26% por iniciativa propia o familiar (23% el año anterior) y un 55% de asociaciones privadas (58% el año anterior). De ellas, 65 personas han participado en nuestras actividades e intervención; de las que un 62% han sido hombres y un 38% mujeres, (manteniéndose los porcentajes del segundo aniversario).

De las personas atendidas, 33 de ellas estaban en situación sin hogar o exclusión social, y otras 7 en situación de vulnerabilidad por el aislamiento social; lo que alcanza el 62%. Este porcentaje ha disminuido ligeramente (70% el año pasado), dado que por la situación de pandemia se ha atendido a diversas personas con ansiedad o en proceso de duelo, que no son el perfil habitual; por lo que han sido atendidas en el Centro de día otras 25 personas, no estando en situación de exclusión (13 el primer año, 15 el segundo).

El Centro de día cubre cada mes sus 40 plazas, acudiendo unas 25 personas diariamente. Este año se han producido 19 bajas, 7 de ellas terapéuticas, bien porque las personas han conseguido sus objetivos o bien porque han sido derivados a un recurso más adecuado a sus necesidades. La media de permanencia ha sido de 11 meses.

Por otro lado, el coordinador del proyecto habla de incondicionalidad: “Más de la mitad de los doce últimos meses el mundo entero, y nosotros con él, está inmerso en una pandemia. Esta situación tan extraordinaria nos está poniendo a prueba a todos. Los recursos sociales hemos tenido que agudizar el ingenio. Cáritas diocesana de Salamanca está haciendo todo lo posible por estar cerca de los que peor lo están pasando, por ayudar, por poco que sea, porque cada gesto cuenta. En Ranquines nos hemos esforzado para que los participantes sintieran nuestro apoyo de forma incondicional. Contacto diario, más de dos mil llamadas telefónicas en tres meses lo ponen de manifiesto, videoconferencias, apoyo realizando la compra o consiguiendo la medicación, visitas a domicilio; antes del confinamiento y ahora, acompañamientos al psiquiatra, al hospital, al Centro Base o al Ceas, al banco o al dentista. Algunos de ellos, en la evaluación personal y en la extracción de aprendizajes de la pandemia y el confinamiento, han valorado esta cercanía y apoyo incondicionales". 

Foto1


Y para finalizar habla en este tercer aniversario de resiliencia. Nadie puede dudar que la situación ha sido, y es, adversa emocional y psicológicamente para todos, y especialmente si partes con una patología mental de base. Los participantes de Ranquines han tenido resiliencia frente a la situación de pandemia y confinamiento. El equipo hace una valoración positiva en cuanto a cómo han vivido esta situación las personas que habitualmente participan en el recurso, en algunos casos mejor de lo que se esperaba, poniendo en marcha estrategias de afrontamiento y dándose, también, apoyo mutuo, llamándose y preocupándose unos por otros. Esto no quiere decir que no hayan sufrido, indica Berbegal: “ha habido cuatro ingresos en psiquiatría, dos recaídas en consumo, dos idas a urgencias e, incluso, un fallecimiento, pero hay que adaptarse, levantarse y aprender”.

El año pasado se marcaban varios retos: el poder avanzar en la fase de los pisos de inserción y la extensión de nuestro trabajo a las zonas rurales de la provincia. No ha sido un buen año para lograrlo; aun así, se ha acompañado a 15 personas de municipios fuera de Salamanca (un 23% de participantes). Y se ha comenzado una nueva estrategia para la vivienda: varios participantes alquilan juntos un piso y reciben apoyo y acompañamiento por parte del equipo de ‘Ranquines’. 

Foto3


Francisco Berbegal finaliza agradeciendo un año más el importante compromiso de las ocho entidades eclesiales que impulsan este proyecto: “sin olvidar el importante apoyo de las parroquias, congregaciones, cofradías, asociaciones y muchas personas que nos apoyan con sus donaciones; y la coordinación cada vez más y mejor con el Sacyl, con el Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León. El tiempo actual es incierto, y el que se avecina no es muy alentador, vamos a seguir necesitando contar con todos vosotros. Muchas gracias”.

Finalizan este año en 'Ranquines' con esperanza, a pesar de la situación tan complicada que estamos viviendo, con un gran agradecimiento a las personas que forman su equipo: educadores y psicólogos y por supuesto a los voluntarios, pieza clave para llevar a cabo el servicio de este recurso. Actualmente participan 20 voluntarios con una gran implicación. "Gracias a todos los que cada día apoyan el trabajo y hacen posible mejorar la situación de muchas personas, demostrando, como dice el lema de nuestra campaña institucional: “el poder de cada persona”, cada gesto cuenta", finaliza el director de este espacio diocesano.   

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído