El PSOE propone acciones de sensibilización para un uso responsable del agua en la ciudad

Los socialistas piden la puesta en marcha de campañas de concienciación que contribuyan a evitar malos hábitos en el consumo de este recurso limitado.

3 Comentarios

José Luis Mateos
José Luis Mateos

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca plantea la necesidad de aumentar la concienciación sobre el consumo y el uso responsable del agua en la ciudad a través de acciones específicas dirigidas a toda la población, una propuesta que presentará en forma de moción en la próxima sesión plenaria, a celebrar este viernes 4 de marzo, para sensibilizar sobre la importancia de este recurso esencial pero limitado.

En concreto, los socialistas piden al Gobierno municipal el diseño y la puesta en marcha de dos campañas de sensibilización con este fin. La primera de ellas incluiría información y difusión de medidas básicas cotidianas en los canales de comunicación municipales que contribuyan a interiorizar buenos hábitos en el consumo de agua. Una segunda acción estaría centrada en captar la atención en el entorno urbano para lograr un buen uso de la red de saneamiento, mediante la instalación de vinilos junto a imbornales y alcantarillas, así como con el refuerzo de mensajes en mupis informativos, para desarrollar una campaña similar a la iniciada en otras ciudades bajo el lema ‘Nuestro río empieza aquí’.

Estas actuaciones persiguen evitar el consumo indiscriminado de agua, acabar con malos hábitos y aumentar la responsabilidad individual y colectiva en el uso de este recurso. En esta línea, el Ayuntamiento de Salamanca, como gestor del suministro y depuración del agua en la ciudad, debe actuar en la concienciación y el fomento de hábitos encaminados al ahorro de agua, así como a evitar su contaminación y posibilitar su regeneración.

El PSOE recuerda que el sexto objetivo de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible aborda precisamente la gestión sostenible de los recursos hídricos mundiales para paliar la sobreexplotación que sufren por la creciente demanda para cubrir las necesidades humanas, económicas y ambientales. Además, el cambio climático, con una subida de temperaturas unida a la reducción de precipitaciones, puede provocar una bajada del 30 % del volumen de agua disponible en las próximas décadas.

En España, a pesar de que más de la mitad del territorio se encuentra en riesgo de desertización, con un 72 % de su superficie bajo estrés hídrico severo y 27 millones de personas en riesgo de sufrir escasez de agua en el año 2050, se realizó una escasa inversión en protección del medio ambiente entre 2011 y 2019, con tan solo 24 euros por habitante en 2019 frente al promedio europeo de 40 euros por habitante, según la Oficina Europea de Estadística, más conocida como Eurostat.

En la práctica, cifras como las anteriores suponen un grave problema, ya que el agua es un elemento clave para el impulso de otros sectores estratégicos para el desarrollo económico del país, como el turismo, la agricultura y la ganadería. El cambio climático está comprometiendo los recursos hídricos de la Península y, por ello, cualquier paso que tanto instituciones como agentes sociales y económicos den en este terreno debe estar dirigido a revertir esta tendencia y asegurar la sostenibilidad del sistema hídrico español.

Con respecto a la Confederación Hidrográfica del Duero, los embalses de esta cuenca se encuentran al 62,8 % de su capacidad total, un valor que se sitúa por debajo de la media de los últimos diez años, del 63,2 %, y que también está bastante alejado de la situación de hace un año de un 81,5 %, casi 19 puntos menos. De manera general, el volumen de agua almacenado en todos los sistemas es inferior debido a la escasez de precipitaciones y a las extremadamente bajas o inexistentes reservas de nieve actuales. En particular, los sistemas Tormes presentan indicadores cercanos a valores de sequía prolongada y, de hecho, a fecha 21 de febrero, el embalse de Santa Teresa tenía solamente un 60,9 % de volumen embalsado.

Por todo lo anterior, los socialistas pretenden que, mediante campañas de sensibilización impulsadas desde el Consistorio, cada ciudadano pueda reparar en el largo proceso de captación, tratamiento y distribución que posibilita que el agua llegue en condiciones óptimas a cada hogar o a cada empresa y contribuya al consumo responsable de este recurso, además de conocer el funcionamiento de las redes de saneamiento, ocultas y desplegadas por toda la ciudad, para evitar que lleguen a ellas residuos que provocan serios perjuicios ambientales.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído