David Serrada y Josefa Mena presentaron en la mañana del jueves las propuestas del Partido Socialista en referencia a la política energética. El punto de partida en el que se va a basar es el de continuar con la apuesta de energías renovables que vienen desarrollando hasta la fecha.

Cuatro son las ventajas que este tipo de energías dan a España respecto al resto. Con la energía renovable se acaba con la política de dependencia exterior a la hora del suministro de energía. En este aspecto, el PSOE heredó en 2004 una dependencia del 79% de la energía exterior y pretenden dar la vuelta a la situación para que en 2030 el 70% de la energía consumida en España provenga de las energías renovables.

 

Por otra parte, los socialistas consideran que se pueden aprovechar las innovaciones en este apartado para generar nuevos puestos de empleo. Además, se ven reducidas las emisiones de CO2 y los precios de la energía.

 

Serrada aseguró que su partido se compromete a que esta apuesta traiga consigo que “España sea el líder mundial en producción eólica, una reducción del 26% en la producción de gases invernadero y una reducción en la dependencia de otros países”. En el tema de las centrales nucleares, indicó que pretenden que en 2028 ya no exista ninguna en España.

Por su parte, Josefa Mena criticó la herencia dejada por el Partido Popular en este aspecto y señaló que en estos siete años han logrado reducir las emisiones invernadero un 26%.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído