Los puntos clave sobre la alergia al látex y su relación con la alergia a algunas frutas

Actualmente hay una vacuna para tratar la alergia al látex, que se administra por vía sublingual

EP

0 Comentarios

Guantes de látex. EP
Guantes de látex. EP

El látex o caucho natural lo encontramos en nuestro día a día en infinidad de productos. Procede de la savia lechosa de diversas plantas, que una vez procesada tiene numerosas aplicaciones gracias a sus propiedades elásticas.

"Actualmente hay miles de productos en nuestra vida diaria que contienen látex como globos, juguetes, elásticos, chupetes, tetinas de biberones, ropa impermeable, alfombras, neumáticos, adhesivos, colchones, almohadas, guantes, preservativos, diafragmas, mascarillas faciales, vendajes elásticos y numerosos productos más", según detalla en una entrevista con Infosalus la doctora Beatriz Rodríguez Jiménez, jefa de Sección del Servicio de Alergología del Hospital Universitario de Getafe.

Esta especialista explica que en el caso de que se produzca una alergia inmediata (mediada por inmunoglobulinas de tipo E), esta surge a los pocos minutos de la exposición al látex; mientras, en la dermatitis de contacto, que consiste en la irritación de la piel con el contacto con látex, generalmente aparecen los síntomas tras exposiciones repetidas.

En concreto, indica que las principales manifestaciones clínicas de la alergia al látex son:

Urticaria local o generalizada: picor y ronchas, que aparecen de forma inmediata tras la exposición al producto de látex.

Angioedema: hinchazón en la zona de contacto o a distancia.

Rinoconjuntivitis: molestias nasales (como estornudos, picor, mucosidad, congestión nasal) y/o oculares (picor, enrojecimiento, lagrimeo) a los pocos minutos de exponerse al producto de látex.

Asma bronquial: se produce un cuadro de tos, opresión torácica, dificultad respiratoria y sibilancias (pitos) audibles al respirar, a los pocos minutos de contactar con el producto de látex; la mayoría de los casos de asma bronquial por látex son resultado de la exposición en el medio laboral.

Anafilaxia sistémica: reacción generalizada que afecta a más de dos órganos o sistemas, que cursa con urticaria/angioedema, rinoconjuntivitis, asma bronquial, síntomas digestivos, etc.; la forma más grave, el choque anafiláctico, se acompaña de colapso circulatorio (hipotensión, fallo cardíaco) y/o fracaso respiratorio (por crisis grave de asma bronquial o por angioedema de laringe), que comprometen la vida del paciente.

¿La solución es evitar el látex?

La doctora Beatriz Rodríguez Jiménez subraya en este sentido que la principal herramienta para el diagnóstico de una alergia al látex se basa en la historia clínica del paciente, en las reacciones adversas que ha sufrido a los pocos minutos de exponerse a productos de látex y que cursen con los síntomas, y sobre los signos típicos de las reacciones alérgicas.

Con respecto al tratamiento de la alergia al látex, la alergóloga subraya que la base es la evitación total de cualquier exposición a látex: "Esto puede resultar muy difícil dada la ubicuidad de productos a base de látex. Y es especialmente complicado en los trabajadores sanitarios. Además, si los pacientes precisan ser explorados u operados debe utilizarse guantes sintéticos (de neopreno, nitrilo, etc.). El resto de material sanitario, como sondas, mascarillas, etc., también debe estar exento de látex".

La vacuna frente al látex: ¿En qué casos se indica?

Por otro lado, la jefa de Sección del Servicio de Alergología del Hospital Universitario de Getafe sostiene que actualmente disponemos de una vacuna para tratar la alergia al látex, que se administra por vía sublingual (debajo de la lengua), y puede mejorar el curso de esta enfermedad.

"Sin embargo, en los diferentes estudios se ha observado que, aunque se consigue reducir la sensibilidad clínica de los pacientes, en particular una mejoría de la urticaria de contacto y un descenso en los síntomas con los guantes de látex, la incidencia de reacciones adversas tras su administración es demasiado alta como para recomendar su uso habitual, salvo en condiciones muy controladas y en casos muy seleccionados. Por ello, siempre debe ser un alergólogo quien decida si está indicada su prescripción", prosigue la experta.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído