¿Qué hacer y qué ver en Salamanca en un día?

La llegada de cualquier turista a Salamanca es sinónimo de visita obligatoria a estos 15 lugares que te vamos a mostrar a continuación. Por supuesto, si hay algún salmantino que no conozca alguno de estos rincones debe hacerlo de inmediato

0 Comentarios

La Catedral de Salamanca a ras de suelo.
La Catedral de Salamanca a ras de suelo.

Salamanca es una de las ciudades más bonitas de España. Además, es ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1988. Dentro de la capital salmantina, una de las favoritas por los turistas, se albergan infinidad de monumentos, edificios históricos, arquitectura y millones de recovecos, historias y leyendas por descubrir.

Además, no es solo importante la historia que envuelve a esta ciudad, también es importante su gente. Los paisanos salmantinos tienen fama de carácter frío. Pero lejos de ser así, si decides integrarte dentro de sus calles, conocerás a gente maravillosa, desde los ciudadanos de a pie, que estarán encantados de indicarte cualquiera de sus maravillas que se desees conocer, hasta sus hosteleros, quienes ya están esperando tu llegada para que saborees la capital charra. Una gastronomía de escándalo que te desvelamos en otra de nuestras noticias.

Entonces, presta atención porque si finalmente te decides venir a visitarnos, no puedes irte sin haber conocido estos 15 lugares. Antes de empezar, un consejo.

Que Salamanca es una ciudad preciosa es algo que ya te he hemos adelantado. Recorrer sus calles va a ser un camino de aprendizaje seguro, pero es importante, si tienes tiempo, que visites la ciudad de día y de noche. Su Plaza Mayor y sus Catedrales, son, por ejemplo, un gran espectáculo nocturno que no deberías impedir que tus ojos visualicen.

 

1. La Plaza Mayor

Si hay un lugar de visita obligada en Salamanca esa es su plaza mayor. Uno de los monumentos más bellos de toda la comarca y alrededores. Es considerada, además, una de las arquitecturas más bellas del país.

Su construcción tuvo lugar de 1729 a 1756, por los arquitectos Alberto Churriguera, quien comenzó su construcción hasta su muerte, momento en que Andrés García de Quiñones tomó las riendas de la obra. Dentro de este cuadrilátero, de estilo barroco destaca principalmente.

El material del que está hecho, la piedra de Villamayor (piedra de origen salmantino), sus arcos de medio punto y sus pabellones Real, de San Martín, de Pretineros y el Ayuntamiento de Salamanca. Por supuesto, sus curiosos medallones, distribuidos a lo largo de toda la plaza, ubicados en los arcos, y que representan a personajes ilustres de la ciudad, y a antiguos reyes.

Cabe destacar, que además de ser un lugar de visita obligada para los turistas es uno de sus rincones preferidos para tumbarse al sol, mientras contemplan la maravillosa piedra de Villamayor con la que está construida este lugar declarado Patrimonio de la Humanidad.

Plaza Mayor de Salamanca
Plaza Mayor de Salamanca

 

2. Las Catedrales Nueva y Vieja

Salamanca es de las pocas ciudades españolas que cuenta con dos catedrales. El motivo es que, en el siglo XVI, momento en que se empezó a construir la catedral nueva se iba derrumbar la otra. Sin embargo, a última hora se decidió seguir manteniéndola en pie. Por ello, ahora podemos disfrutar de un gran espectáculo para la vista, sobre todo para los amantes de la arquitectura.

Entre ambas, se pueden apreciar grandes diferencias. La primera que salta a la vista es el estilo.

Catedral Vieja de Salamanca
Catedral Vieja de Salamanca

La Catedral Vieja, que data de 1140 pertenece al románico. Mientras que la Catedral Nueva es del gótico tardío. Además, es considerada como la segunda catedral más grande de España. Impresiona por su enorme campanario de 110 metros de altura.

Capilla de Santa Bárbara en la Catedral vieja
Capilla de Santa Bárbara en la Catedral vieja

Destaca también su fachada exterior, más conocida como la ‘Puerta de Ramos’. En la propia fachada se encuentran escondidos varios monigotes como la figura del astronauta, el dragón o el conejo, que son los más buscados por los turistas, junto a la rana, ubicada en la Fachada de la Universidad, de la que hablaremos más adelante.

Catedral Nueva de Salamanca
Catedral Nueva de Salamanca

En la visita de las catedrales, hay una parada obligatoria. Se encuentra en las alturas, desde donde se pueden contemplar multitud de rincones secretos. Nos referimos al ‘Ieronimus’, que permite el acceso a las torres para contemplar la ciudad desde las alturas. Dentro de su itinerario acoge un amplio recorrido por ambas catedrales, contando su historia y permitiendo las visitas nocturnas, que son 100% recomendables, ya que Salamanca de noche es bellísima, debido a esa luz tenue que se refleja en la piedra de Villamayor, y que hace reducir en sus paredes un color bronce espectacular. Detalles que harán que te enamores de esta ciudad.

El cielo de la Catedral Nueva de Salamanca
El cielo de la Catedral Nueva de Salamanca

 

3. La Casa de las Conchas

Este es otro de los edificios más emblemáticos que aguarda en Salamanca. Construido a finales del siglo XV, combina el estilo gótico con el mudéjar y el renacentista. Destaca principalmente por las figuras que hacen honor a su nombre, las conchas.

Más de 300 conchas componen la fachada de este llamativo edificio, al que le persigue una leyenda, que podrás descubrir si la visitas. Te adelantamos un detalle, está relacionado con un tesoro y una de sus conchas.

La Casa de las Conchas
La Casa de las Conchas

 

4. La Clerecía

Justo en frente de la Casa de las Conchas, se encuentra La Clerecía, la iglesia la más popular de toda la capital por su tremenda belleza. Tiene una impactante fachada que construyó también Andrés García Quiñones basándose en un boceto que había sido diseñado para el Ayuntamiento, ubicado en la Plaza Mayor.

En el interior de la Clerecía destaca fundamentalmente su retablo, de estilo barroco del siglo XVII, donde se pueden presenciar varias imágenes religiosas.

La Clerecía
La Clerecía

 

5. La Fachada de la Universidad

Salamanca es ante todo ciudad estudiantil por excelencia. Conocida por tener una de las mejores universidades de toda España, lugar donde han estudiado importantes intelectuales. Además, la fachada de la Universidad es un gran reclamo turístico, donde se encuentran mimetizadas la rana y la calavera, las dos figuras más buscadas. Ambas icono de la capital.

Fachada de la Universidad
Fachada de la Universidad

 

6. Patio de las Escuelas

En la misma plaza donde está ubicada la fachada de la Universidad y donde muy seguro te habrás plantado a buscar la famosa rana, está el Patio de las Escuelas. Uno de los lugares de visita obligada, integrado en el conjunto de la fachada de la Universidad.

Patio de las Escuelas
Patio de las Escuelas

 

7. Patio de la Salina

Este es otro de los lugares con historia. Se construyó con la intención de ser una mansión señorial. Sin embargo, lejos de usarse para ese fin, se utilizó como deposito para la sal, de ahí el nombre “Salina”.

 En torno a este edificio circula una leyenda relacionada con el arzobispo, Alonso de Fonseca y su amante, Juana Pimentel, que podrán descubrir durante su visita. Actualmente, el edificio es la sede de la Diputación Provincial.

Palacio de la Salina
Palacio de la Salina
Patio de la Salina desde dentro
Patio de la Salina desde dentro

 

8. Palacio Monterrey

Seguro que todos, o a la mayoría de los visitantes ubican el Palacio Monterrey por su propietaria, la Duquesa de Alba, ya fallecida. Este patrimonio lo dirige la Fundación Casa de Alba junto al castillo de Alba de Tormes, también ubicado en la provincia, y otras propiedades como los palacios de Liria (Madrid), Las Dueñas (Sevilla), los cuatros castillos en Galicia (Castro Calderas, Moeche, Andrade y Narahío) y el panteón familiar situado en el monasterio de la Inmaculada de Loeches en Madrid.

Este palacio es uno de los máximos exponentes del estilo artístico plateresco. En su interior se resguardan importantes obras de arte originales de artistas reconocidos como José de Ribera, Salvatore Rosa o Alfonso Sánchez Coello. Además, ha sido declarado Monumento Histórico Nacional.

Palacio Monterrey
Palacio Monterrey

 

9. Convento de las Dueñas

El convento de Santa María de las Dueñas también es conocido como el de las Dominicas, ya que se fundó en 1419 para acoger a las religiosas de la Orden de Santo Domingo.

 Su estilo es fundamentalmente mudéjar, de este estilo todavía se conservan algunas piezas, aunque debido a su restauración hoy prima un cóctel de estilos. Fue donado por Juana Rodríguez Maldonado.

Cabe destacar que para aquellos que estén interesados en visitar este convento, la parte que genera mayor interés es su claustro.

Convento de las dueñas
Convento de las dueñas

 

10. Convento de San Esteban

Este se trata de otro convento dominico, situado en la plaza del Concilio de Trento. Parada obligada para los turistas.

 Destaca principalmente por la portada de la iglesia y el pórtico. En su interior destaca el inmenso retablo, obra de José Benito de Churriguera, que da lugar a uno de los más monumentales retablos barrocos a nivel nacional.

Convento de San Esteban
Convento de San Esteban

 

11. La Casa Lis (Museo de Art Déco y Art Nouveau)

La Casa Lis es uno de los edificios que mayor reclamo tiene de toda la capital. Destaca además por ser de los pocos edificios de arquitectura modernista que se pueden encontrar en toda Salamanca. Su arquitectura es industrial, construida con hierro y vidrio.

Actualmente es la sede del Museo Art Nouveau y Art Déco. Un museo de artes decorativas donde se pueden encontrar obras desde el siglo XIX hasta la II Guerra Mundial. Todas ellas obras que buscan potenciar la expresión y la creatividad. Entre sus colecciones destaca la de muñecas de porcelana francesas del siglo XIX. Todo un icono del Art Déco, que no puedes dejar de visitar.

Casa Lis
Casa Lis
Fachada Casa Lis
Fachada Casa Lis

 

12. Domus Artium

Otro lugar donde alberga arte es el centro de arte contemporáneo Domus Artium 2002, más conocido como DA2, que se encuentra integrado en la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, del Ayuntamiento de Salamanca.

Sin duda, es otro de los edificios con historia, construido sobre la que fue la antigua cárcel provincial y donde hoy se conservan las puertas de las celdas con el hierro de la reja original.

Además, en él se pueden encontrar colecciones de todos los tipos, y para todos los gustos.

Domus Artium
Domus Artium

 

13. La Cueva de salamanca

Salamanca es una ciudad cargada de leyendas. Una de las más llamativas merodea la conocida como ‘Cueva de Salamanca’, que realmente se trata de la cripta de la antigua Iglesia de San Cebrián.

 La leyenda que circula en torno a esta obra está relacionada con el diablo. De hecho, esta historia ha traspasado fronteras, llegando hasta América. Continente que identifica a las cuevas y los lugares oscuros con el nombre de salamanca, donde se celebran actividades relacionadas con la magia negra.

La Cueva de Salamanca
La Cueva de Salamanca

 

14. Huerto de Calixto y Melibea

Y de la magia negra y los malos augurios pasamos al amor. Uno de los rincones más románticos de la ciudad es el Huerto de Calixto y Melibea. Lugar donde se escribió la novela ‘La Celestina’ del escritor Fernando de Rojas. Este espacio ajardinado acoge unas vistas espectaculares de las dos catedrales y de la ribera del Tormes.

Huerto de Calixto y Melibea
Huerto de Calixto y Melibea

Como curiosidad, hacia el centro del huerto hay un pozo repleto de candados donde miles de enamorados han querido dejar huella de su amor en honor a la historia de Calixto y Melibea. Una de las obras salmantinas más populares, cuya lectura es altamente recomendable para entender la historia de este lugar.

Pozo del Huerto Calixto y Melibeas
Pozo del Huerto Calixto y Melibeas

 

15. El Puente Romano

El puente romano de Salamanca fue construido en el siglo I. Forma parte de una de las obras arquitectónicas más importantes de la ciudad. Está integrado dentro de la vía de la Plata, una de las calzadas romanas que unía Mérida con Astorga.

Fue declarado monumento nacional en 1931.

Puente Romano de Salamanca
Puente Romano de Salamanca

Además, este puente es famoso, por ser uno de los lugares preferidos por los salmantinos para degustar el famoso hornazo, típico en la gastronomía de Salamanca, que se come el Lunes de Aguas.

Puente Romano
Puente Romano

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído