Quejas de sanitarios por la falta de taquillas y vestuarios en el nuevo Hospital de Salamanca

Desde el CAUSA se informa que la totalidad de vestuarios llegará cuando se finalice la construcción de los módulos L y K, pero se sigue disponiendo de los usados hasta el momento en el Virgen de la Vega

87 Comentarios

Uno de los nuevos quirófanos del Hospital de Salamanca | Foto: S24H
Uno de los nuevos quirófanos del Hospital de Salamanca | Foto: S24H

Todo cambio trae sus aspectos positivos y negativos. Nunca llueve a gusto de todos y hay ciertos detalles que hasta que no se está en la práctica, pintaban mejor en la teoría que lo que transmite la realidad del día a día.

Algo así está sucediendo con el traslado al Nuevo Hospital de Salamanca. Las buenas palabras hacia las nuevas instalaciones y los dispositivos, más modernos y punteros que los usados anteriormente en el CAUSA, son mayoritarias que las quejas, sin embargo, a veces una pequeña mancha puede emborronar el trabajo de meses o años.

Desde el inicio del traslado en este lunes, 13 de septiembre, pequeñas incidencias han ensombrecido el estreno de este nuevo edificio. Desde cortes de luz a filtraciones de agua por culpa de una tubería, escollos en parte normales dada la magnitud de la mudanza que se ha desarrollado.

Sin embargo, la última queja ha venido desde dentro. Han sido los propios sanitarios los que se han pronunciado por la ausencia de taquillas y vestuarios en el nuevo edifico. “No hay para todos”, han explicado los trabajadores a SALAMANCA24HORAS.COM, algo que no entienden y que les lleva a cambiarse en el Hospital Virgen de la Vega.

Ante estas quejas, desde este medio de comunicación nos hemos puesto en contacto con fuentes oficiales del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca para conocer los motivos de la ausencia de estas infraestructuras e inmobiliario que han llevado a tal descontento entre los sanitarios.

Desde el CAUSA han explicado que parte de los vestuarios generales que se deberían usar en el nuevo Hospital todavía no están concluidos. Estos estarán albergados en los bloques L y K que se van a construir una vez que se derribe el Hospital Clínico y que hará que todos estos guardarropas estén situados junto a los ya existentes.

Por este motivo en el nuevo edificio solamente existen los vestuarios situados en el bloque anexo al J y al I, por lo que, por el momento, los trabajadores que no cuenten con una de estas infraestructuras deberán seguir usando el que utilizaban hasta el momento situado en el Hospital Virgen de la Vega.

Es algo que enfada a los sanitarios que no cuentan ya con uno en el nuevo edifico, pero desde el Hospital apuntan como algo lógico la ausencia de los mismos para todos al no estar concluidas las obras.

Actualmente, además de esos vestuarios generales que ya están funcionando en los anexos de los bloques J e I, se están usando otros en el edificio industrial, donde está situada la cocina y otros servicios no asistenciales, que cuentan con taquilla para todo el personal de estos apartados.

Del mismo modo, se seguirán haciendo uso de los vestuarios situados en el edifico Virgen de la Vega para todo el personal que trabaja allí o pasa consulta.

Fuente hospitalarias apuntan que se ha priorizado que las taquillas y vestuarios que existen actualmente en el nuevo Hospital Universitario pertenezcan a personal que tiene que cambiarse de ropa a diario, fruto de la naturaleza del trabajo que desempeñan. Del mismo modo, ha especificado que las personas que realizan labores administrativas no contarán con vestuario o taquilla, pero sí con percheros, mientras que aquellos profesionales sanitarios que cuentan con despacho sí tendrán incluido este mobiliario.

Enfado entre los hombres por disponer de menos taquillas y vestuarios 

Otra de las quejas que ha llegado desde lo sanitarios tiene que ver con los géneros. En un primer momento se dividió a partes iguales el número de vestuarios para los hombres que para las mujeres, sin embargo, una vez avanzada la mudanza, se ha dispuesto un mayor número de los mismos para el género femenino. Esto no ha sentado bien entre los hombres, pero tiene una simple explicación desde el CAUSA: hay un mayor número de mujeres que desempeñan labores sanitarias, que de hombres.

Por último, y ante las dudas de los profesionales sobre la posibilidad de ausencia de vestuarios para realizar determinadas actividades quirúrgicas o desarrollar procesos en zonas de especial seguridad que podrían conllevar riesgo biológico, desde el Hospital de Salamanca se ha especificado que se va a poner en marcha un sistema que tendrá máquinas que dispensará ropa desechable y que cada sanitario podrá extraer a través de una tarjeta que delimitará el número de prendas que cada profesional podrá disponer.

Una vez terminado el trabajo, por ejemplo en un quirófano, esa ropa se tirará a la basura y no será necesaria guardarla para su posterior lavado.

No obstante, como este sistema todavía no está en marcha, estas zonas disponen de un pequeño vestuario que cuenta con taquillas no personalizadas. Es decir, no existe mobiliario con el nombre específico de cada profesional, sino que solamente serán de uso temporal en lo que se desarrolla esa labor, pero los sanitarios podrán cambiarse de ropa allí antes y después del proceso quirúrgico con el fin de evitar que se circule por el Complejo Asistencial Universitario con ropa usada en estas labores.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído