Recuerdo de los comunistas salmantinos en el Cementerio de Salamanca a Serafín Holgado, asesinado en la Matanza de Atocha hace 44 años

34 Comentarios

Recuerdo a Serafín Holgado en el Cementerio de Salamanca a 44 años de su asesinato
Recuerdo a Serafín Holgado en el Cementerio de Salamanca a 44 años de su asesinato

Un año más, el Partido Comunista de Salamanca (PCE) ha recordado a Serafín Holgado de Antonio en el 44 aniversario de su asesinato, junto a otros cuatro militantes mas del PCE, que se encontraban reunidos en el despacho de abogados laboralistas de la calle Atocha en la noche del 24 de Enero de 1977.

En esta ocasión y debido a la pandemia generada por el COVID-19, y con la finalidad de no contribuir a la propagación del virus, el PCE-Salamanca ha optado por realizar dos ofrendas florales en las que únicamente han participado, en representación del PCE, Vicencio Gómez Méndez, secretario provincial del PCE en Salamanca; Virginia Carrera Garrosa, concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Salamanca y José Rodríguez Gómez. En representación de la Juventud Comunista asistió Raúl Vázquez.

A las 10:30 horas de este domingo 24 de enero de 2021, la representación del PCE y de la Juventud Comunista colocaron un ramo de flores en la tumba de Serafín Holgado de Antonio en el Cementerio de Salamanca. Posteriormente, a las 11:00 horas se ha depositado otro ramo de flores en el monolito existente en la calle Serafín Holgado, en el Barrio Blanco de Salamanca. Ambos ramos estaban confeccionados con los colores republicanos: flores rojas, amarillas y moradas.

Para el Partido Comunista de Salamanca (PCE), seguir recordando Serafín Holgado de Antonio, 44 años después de su asesinato, representa mucho más que recordar a un militante de la agrupación comunista salamantina que ya no está con nosotros. Supone recordar y reivindicar a un salamantino, al que la intransigencia de los grupos de extrema derecha arrebataron su joven vida por el mero hecho de defender a los trabajadores y reclamar justicia y libertad para un país que empezaba a salir de cuarenta años de dictadura y a la vez que a él, recordar a los cuatro militantes comunistas a los que aquella noche de enero de 1977 fueron asesinados, y a todos aquellos y aquellas que sufrieron la violencia durante una transición política, que por desgracia no fue pacífica.

Recuerdo a Serafín Holgado en el Cementerio de Salamanca a 44 años de su asesinato 2
Recuerdo a Serafín Holgado en el Cementerio de Salamanca a 44 años de su asesinato

El atentado contra el despacho de abogados laboralistas de la calle Atocha en Madrid

En el año 1977, tres asesinos enviados por la dirección del franquista Sindicato Vertical, dispararon contra nueve militantes del Partido Comunista de España comprometidos política y profesionalmente con la defensa de los derechos de los trabajadores y el movimiento vecinal en Madrid. Asesinaron a cinco personas y dejaron malheridas a otras cuatro.

Los asesinos buscaban a Joaquín Navarro, sindicalista del sector del Transporte de Comisiones Obreras, que salvó su vida al irse unos minutos antes del despacho de abogados de la calle Atocha.

Los asesinos dispararon a quemaropa contra los asistentes a una reunión de la Agrupación de abogados del Partido Comunista de España, que asesoraban legalmente al movimiento vecinal madrileño, y que mantenían en esos momentos una reunión de coordinación jurídica y política.

Murieron Enrique Valdelvira Ibáñez, Luis Javier Benavides Orgaz, Francisco Javier Sahuquillo Pérez del Arco, Ángel Rodríguez Leal y Serafín Holgado de Antonio. Fueron gravemente heridos Dolores González Ruiz, Alejandro Ruiz Huerta, Miguel Sarabia Gil y Luis Ramos Pardo.

Con esa acción, la ultraderecha pretendía sembrar el miedo entre los hombres y mujeres que desde los juzgados y desde las calles forzaban pacíficamente el fin de la dictadura, a la vez de intentar provocar una reacción violenta de respuesta, que justificase paralizar el proceso de cambio político que la mayoría de la población demandaba.

El objetivo no fue elegido al azar. El despacho de Atocha era uno de los representantes del llamado “uso alternativo del Derecho”, es decir, el uso de los juzgados como escenario de denuncia política y social contra un régimen fascista que se resistía a morir. El “arma” de Atocha, como de otros despachos colectivos de laboralistas existentes en la época, eran las leyes y combatir su arbitraria aplicación.

El ataque contra Atocha fue un ataque contra el Partido Comunista de España, contra Comisiones Obreras, contra el movimiento vecinal, pero sobre todo fue un ataque contra la esperanza.

SERAFIN HOLGADO DE ANTONIO. Nació en Salamanca en 1950 y fue militante comunista​ y licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca. En su etapa universitaria destacó por su actividad política en el PCE y a su órgano de prensa “Mundo Obrero.”

En 1976, antes de finalizar sus estudios de Derecho, empezó a trabajar en el despacho de abogados laboralistas de la calle Atocha, dirigido por Manuela Carmena, que como otros despachos colectivos vinculados al PCE, asesoraba a trabajadores, asociaciones vecinales, y movimientos sindicales, especialmente a Comisiones Obreras. .

Su funeral en Salamanca, en el que participaron más de 15.000 personas con un silencio atronador, fue, al igual que el funeral en Madrid, la mayor reacción pacifica contra el fascismo desde la II República.

Como recogieron los diarios de Salamanca el día después de su asesinato, Serafín Holgado “era muy conocido en los medios universitarios salamantinos”, por “su desinteresado trabajo en pro de la clase obrera” y por “la actividad desarrollada a favor de unas aspiraciones democráticas que en todo momento impulsaron su trabajo…”

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído