“Renovarse o morir”: el lema de los estancos de Salamanca para sobrevivir

La Asociación de Estanqueros de la provincia comenta la situación actual del sector

Estancos
Estancos

El 2 de enero de 2011 entró en vigor la ley antitabaco en España por la cual se prohibía fumar en cualquier bar o restaurante del país con independencia de su tamaño, salvo en las terrazas al aire libre, por lo que a nivel nacional se notó una bajada generalizada del número de fumadores. A pesar de ello, en Salamanca, hasta 63.805 personas afirmaron fumar a diario en el año 2020 según las encuestas llevadas a cabo por epdata. No obstante, en ese mismo marcado año, tras el fin del confinamiento inicial el Gobierno de España anunció la prohibición de fumar también en terrazas para intentar minimizar el riesgo de contagio. La Asociación de Estanqueros de la provincia comenta a través de SALAMANCA24HORAS la situación que se ha vivido en los últimos años y también a raíz de la pandemia.

Carlos Sánchez Romero Vega, presidente en funciones de la Asociación Provincial de Expendedores de Salamanca, explica que a raíz de la pandemia la venta de tabaco en estancos se redujo en un 40 por ciento respecto a las cifras registradas años anteriores. “A partir de julio de 2021 se comenzó a recuperar un poquitín, pero no se llega a alcanzar el nivel de venta”, comenta Sánchez Romero Vega. No obstante, “estas cifras son poco reales” ya que, según reconoce el presidente en funciones, “se está viendo un auge de tabaco de contrabando”.

Estancos
Estancos

Es exactamente eso, la venta de tabaco de manera ilegal, tal y como confiesa Sánchez Romero Vega, lo que resulta realmente perjudicial. “La venta de tabaco de contrabando es muy peligrosa porque a veces se vende tabaco que no se sabe de dónde proviene o cómo está mezclado. A veces hasta de animales muertos”. Pero tras esta lucha, “la Guardia Civil lleva muchos años detrás”. Por ello, “las cifras de fumadores no son completamente reales y la disminución con la pandemia no es tampoco del todo cierta”, reconoce el presidente en funciones.

Evolución de la venta de tabaco en máquinas

La llegada de la pandemia trajo consigo el cierre absoluto de bares y restaurantes, así como de locales de fiesta. En muchos de ellos se cuenta con máquinas de tabaco que, como es obvio, también estuvieron completamente paradas. Tras cerca de dos años y un regreso a la normalidad, este negocio sigue afectado. De este modo lo hace saber Sánchez Romero Vega, que afirma que “se han quitado muchas máquinas, no solo en Salamanca si no en España”.

Uno de los factores que determinó esta bajada fue el cierre del ocio nocturno durante numerosos meses y, a pesar de que se ha recuperado algo de venta, “se tiene poquísimo beneficio”.

Otros factores que aparentemente pueden afectar al sector es la inclusión de “DEJAR DE FUMAR” en la lista de propósitos de año nuevo. No obstante, según comenta el presidente en funciones, se trata de un “tópico”, pero no conlleva apenas pérdidas.

Algo que sí ha acarreado pérdidas en los últimos años ha sido la pérdida de tradición de regalar puros o tabaco en bodas, comuniones y diversos eventos. Así, desde que no está permitido fumar en el interior de establecimientos, se evita este detalle.

“Renovarse o morir”

Tras la disminución de venta de tabaco en estancos, estos locales han tenido que actualizar los productos que ofrecen. Así, se ha dejado de vender tan solo tabaco y derivados. El presidente en funciones de la Asociación de Estanqueros comenta que han incluido en su oferta productos de papelería o dispositivos electrónicos.

Estancos
Estancos

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído