Los requisitos para acoger: “Cuando das el paso te tienes que comprometer en serio y a luchar por ese menor como si fuese tu hijo”

Entre las condiciones que debe tener la familia se incluye tener una vida ordenada, una estabilidad económica y no tener antecedentes penales

 Jornada 'Así pintan los niños La Alberca'
Jornada 'Así pintan los niños La Alberca'

Salamanca cuenta en la actualidad con unas 28 familias acogedoras, casi todas ellas con un menor en sus casas hasta que vuelvan con sus familias biológicas o sean adoptados. Por eso, Cruz Roja organiza regularmente cursos para aquellos interesados en el proceso.

El primer paso, según explica la presidenta de Afasa, Nieves Jiménez, es “mentalizarte de que es un niño que va a venir temporalmente a tu casa, que nadie te lo va a quitar porque no es tuyo, sino asumir que va a tener que regresar a su casa. Ahí es cuando la persona puede estar preparada para ser familia de acogida”. Añade que no es una decisión que se tome de un día para otro, “porque cuando das el paso te tienes que comprometer en serio y a luchar por ese menor como si fuese tu hijo”.

Cuando la decisión esté tomada, hay que dirigirse a Cruz Roja para iniciarse en el programa de Acogimiento Familiar con un curso que dura aproximadamente unas cinco semanas y en el que informan de todos los detalles del acogimiento. Cuando se finaliza el curso, es la familia la que decide si quiere continuar con el siguiente paso: “Nadie te va a llamar, la familia es la que tiene que decidir y llamar para continuar con el proceso”, especifica la presidenta de Afasa.

Posteriormente, llega la entrevista con la psicóloga y la trabajadora social, “porque no todo el mundo puede valer, acoger a un niño puede remover muchas cosas en tu interior”. Los profesionales elaboran un informe que pasa a Asuntos Sociales, quien da el aprobado o no a la familia para ser familia de acogida.

Entre los requisitos para serlo se incluye llevar una vida ordenada, relacionarse con otras personas y no tener antecedentes penales. También es importante tener una estabilidad económica: “No hace falta ser millonario ni pobre, con tener una economía normal basta”, detalla Nieves. La Junta de Castilla y León da una asignación económica para el mantenimiento y alimentación de los niños, a la que se suma el pago de otras necesidades como unas gafas o aparato dental.

La presidenta de Afasa anima a iniciarse en el proceso y a ser una familia de acogida: “Animaría a dar de lo que tenemos, de haber crecido en una familia que nos ha querido. Cuanto más das, más recibes”, concluye.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído