El retablo mayor de la Catedral Vieja contará en los próximos meses con una nueva iluminación más eficiente

La instalación, que correrá a cargo de Iberdrola, contará con tecnología led que reducirá el gasto más de un 60% y educirá las emisiones de CO2. Además, permitirá disfrutar mejor de las obras gracias a una iluminación más natural que reduzca los daños y los brillos

 Retablo de la catedral vieja (1)
Retablo de la catedral vieja (1)

El deán-presidente del Cabildo Catedral de Salamanca, Florentino Gutiérrez, y el director de la Fundación Iberdrola España, Ramón Castresana, han suscrito en la mañana de este viernes un convenio para la renovación de la iluminación del retablo mayor de la Catedral Vieja de Salamanca.

Tal y como detallaba el director de la Fundación Iberdrola, el tiempo estimado de la obra será de entre tres y cuatro meses y contará con una inversión de unos 50.000 euros. Por el momento se desconoce si mientras se haga la instalación se cerrará o no el retablo, ya que deberán comprobar primero el estado de la instalación actual.

La obra, continuaba, será técnicamente muy compleja, debido al escudo, a la altura y a la anchura del retablo. La iluminación actual es antigua, provoca sombras y brillos y daña algunas de las obras debido al calor que desprenden, tal y como explicaban. “Este retablo es una joya, el sistema que había hasta ahora, al ser cóncavo, la luz hace de reflejo”, detallaba el deán.

Firma acuerdo Iberdrola con catedral

Para la iluminación del retablo, se ha realizado un exhaustivo estudio de ángulos, potencias y ópticas para conseguir solventar la iluminación obsoleta y deficiente que acentuaba la generación de brillos y reflejos. Esta instalación contará con una iluminación eficiente con tecnología led que permitirá reducir el gasto más de un 60% y reducir las emisiones de CO2. De esta manera, se dotará al conjunto de una iluminación moderna y eficiente que evite deslumbramientos y respete al máximo su conservación. Además, la intervención pretende lograr una reproducción cromática que no altere las pinturas.

El deán de la Catedral, Florentino Gutiérrez, consideraba que esta remodelación “es el mejor modo de poner el evangelio a disposición de los fieles, la gente lo va a agradecer”. De hecho, es allí donde se celebran la mayor parte de las bodas y de conciertos. “Queremos que sea el lugar de encuentro entre fe y cultura”, apostillaba.

El retablo mayor y la Catedral Vieja

La Catedral Vieja de Salamanca, de estilo románico y gótico, fue construida entorno a los siglos XII y XIV por iniciativa del primer obispo de la ciudad, Jerónimo de Perigord. El edificio se estructura en torno a cinco capillas, un claustro y las salas capitulares de éste. Al proyectar la Catedral Nueva se barajó la posibilidad de derribar la antigua, pero, finalmente, esa idea fue abandonada y actualmente la capital salmantina cuenta con dos catedrales.

El retablo mayor, realizado entre 1430 y 1450, viste el ábside semicircular del edificio el cual está rematado por una semicúpula. Está organizado mediante un estrecho bancal sobre el que se superponen once cuerpos y cinco calles que recogen escenas de la vida de la Virgen María y de Jesucristo, en las que trabajaron tres pintores entre los que destaca el italiano Dello Delli. El uso de colores vivos, propios de la pintura flamenca, demuestra la influencia de la escuela italiana y sienesa.

Además, el retablo está presidido por una escultura de la patrona de la ciudad, la Virgen de la Vega, procedente del desaparecido monasterio de Santa María de la Vega. La figura, siguiendo el modelo bizantino, muestra el Niño al fiel y está cubierta de bronce sobredorado con incrustaciones de esmaltes y piedras preciosas, una labor realizada por los talleres salmantinos.

Retablo de la catedral vieja (2)


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído