Salamanca acoge la presentación de los primeros resultados de J-PLUS, el primer cartografiado del cielo con doce filtros

Incluye información de más de trece millones de objetos celestes, desde asteroides a galaxias lejanas, pasando por estrellas de la Vía Láctea

 Resultados de J PLUS, cartografiado del cielo
Resultados de J PLUS, cartografiado del cielo

La XIII Reunión Científica de la Sociedad Española de Astronomía ha acogido este martes la presentación de los primeros resultados del proyecto J-PLUS. Se trata de un gran cartografiado realizado desde el Observatorio Astrofísico de Javalambre, en Teruel, con un telescopio de gran campo y una cámara panorámica que utiliza 12 filtros muy específicos para estudiar el universo.

El investigador principal del proyecto y director del Centro de Estudios de Física del Cosmos de Aragón (CEFCA), Javier Cenarro, explicaba a los medios de comunicación que el cartografiado incluye todos los objetos: asteroides, estrellas de nuestra Vía Láctea, galaxias cercanas y galaxias muy lejanas. Esto proporciona información científica de más de trece millones de objetos celestes.

Se trata de un estudio con datos sin precedentes gracias a la utilización de doce filtros específicos: cuatro de ellos más habituales en la astronomía y ocho estrechos, localizados en zonas del espectro electromagnético con los que se puede obtener una información muy precisa de las estrellas y galaxias. Asimismo, también se diferencia de estudios anteriores por el tipo de filtros y de colores, ya que la mayoría de ellos nunca se han presentado en astronomía.

El proyecto pretende observar 8.000 grados cuadrados, y este martes han presentado los datos del estudio de los mil primeros grados cuadrados, “lo que es un área muy importante”, según declaraba el responsable del proyecto.

Aplicación del estudio

El J-PLUS facilitará unos datos únicos con los que se podrán realizar proyectos en todas las áreas de la astrofísica, desde el estudio de asteroides hasta el estudio de galaxias muy lejanas, pasando por estrellas de la Vía Láctea, y que van a permitir ahondar en ciertos problemas de formación de la Vía Láctea, formación y evolución de galaxias, etc. “Son datos complementarios para otras misiones que por sí mismos tienen un valor científico intrínseco, pero que junto con otros datos que ya existen que se están tomando de otros proyectos, añaden valor al proyecto”, declaraba Javier Cenarro.

Este destacaba algunas áreas de J-PLUS: el estudio complementario a la vía Láctea, ya que aunque el objetivo inicial no era el estudio de las estrellas, es inevitable tener que estudiarlas para poder llegar a las galaxias lejanas, por lo que tienen millones de estrellas estudiadas de manera sistemática con estos filtros que nos dan una información muy importante de sus parámetros físicos. En conjunto con los datos de Gaia permiten llegar a conclusiones científicas más interesantes, como el estudio de estrellas muy poco metálicas, que pueden dar pistas sobre el origen de nuestra Vía Láctea.

También destacaba la información en el estudio de galaxias próximas, “tanto para las partes centrales como para las partes externas y es muy importante para entender propiedades locales; y en cuanto a fenómenos variables con el tiempo, como estudios de asteroides y otros objetos variables, porque podemos comparar cómo era el universo a lo largo de al menos una hora de tiempo, ya que hay una gran cantidad de objetos que varían en ese periodo de tiempo y que son parte importante del estudio del J-PLUS”.

OAJ night view Oscar Blanco Varela (Copy)

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído