Salamanca Acompaña, "un programa ideal para las personas que estamos solas"

Cumple dos meses de funcionamiento buscando dar respuesta a los problemas de soledad no deseada de los mayores de la capital

Salamanca Acompaña, "un programa ideal para las personas que estamos solas"
Salamanca Acompaña, "un programa ideal para las personas que estamos solas"

María de Valvanera Sánchez Robles es usuaria del nuevo servicio municipal Salamanca Acompaña. A sus 81 años, acude regularmente hasta el Centro Miguel de Unamuno o recibe a las trabajadoras en su domicilio, situado a poca distancia, en el barrio de Pizarrales.

Salamanca Acompaña cumple dos meses de funcionamiento buscando dar respuesta a los problemas de soledad no deseada de los mayores de la capital. En total, el Ayuntamiento de la ciudad estima que en Salamanca residen 52.000 personas con más de 60 años, de las que 18.000 viven solas. Si bien es cierto que muchas de ellas están conformes con su situación y viven en soledad porque quieren, hay casos en los que no es así, y la pandemia del COVID-19 no ha hecho sino agravar este problema.

María se levanta cada día a las 7:00, atiende a su tortuga, a sus cuatro pájaros y a su conejo y, si hace bueno, sale a la calle. Le gusta mucho hablar con la gente “para saber qué piensan y tener una idea de cómo pueden ser cuando lleguen a mi edad, si es que llegan”, pero vive sola. Ese es uno de los motivos por los que contactó con este nuevo servicio, después de conocerlo a través de Internet. Porque María utiliza el ordenador a menudo para dedicarse a la literatura infantil, una de sus pasiones.

Su hijo y su nuera, “una persona maravillosa”, residen en Francia, al lado de Burdeos, y ella llegó a Salamanca desde La Rioja con 11 años. En esta ciudad se educó y trabajó “como una bruta”. Primero como repartidora de prensa, durante 10 años. Después, “cuidando a los hijos de los demás”. Hasta 20 llegaron a estar a su cargo, hijos de las prostitutas que trabajaban en Salamanca, aunque también atendía en su casa a estudiantes. La pandemia no afectó demasiado a su modo de vivir. “Cuando empezó todo el barullo las vacinas me ayudaron y salía cuando nos daban permiso, de 11:00 a 12:00, como los presos No he tenido problemas y ahora tampoco los tengo”, y dice que ahora, que es mayor, es consciente de la protección con la que cuenta.

Gemma Conde es la coordinadora de Salamanca Acompaña y explica que el proyecto ya existía antes del comienzo de la crisis sanitaria, porque el problema también estaba ya presente. La pandemia, además de hacerlo más visible, también retrasó un poco los planes iniciales del servicio: tras su puesta en marcha en noviembre de 2020, a finales de enero del presente año comienza a captar participantes.

Mariu0301a de Valvanera


María de Valvanera Sánchez Robles


Tres fases de actuación

Desde entonces, las cuatro trabajadoras que forman Salamanca Acompaña (dos trabajadoras sociales y dos educadoras sociales, con previsión de ampliar su plantilla con ocho monitores de campo que se incorporarán en el futuro) han atendido más de 530 consultas desde el Centro Miguel de Unamuno, pero también desde otros centros de participación ciudadana, además de por correo electrónico y vía telefónica. Este servicio del Ayuntamiento de Salamanca funciona en tres fases:

En primer lugar, la detección de casos de soledad no deseada. Se realiza a través de su servicio de recepción e información, con el que se ponen en contacto, o bien la persona directamente interesada, o bien personas cercanas a ella, como familiares, vecinos, CEAS, servicios sociales o centros de salud. La autorización expresa del participante es necesaria para realizar la primera intervención.

El segundo paso es la intervención, bien mediante vía telefónica o mediante una visita presencial al domicilio del interesado. En este punto, se observan sus necesidades y se diseñan las actividades a realizar, teniendo en cuenta las preferencias de cada persona. Las hay sobre memoria, sobre movilidad, de tipo emocional, conversacional, de apoyo al uso de nuevas tecnologías… Por ahora, las visitas domiciliarias son cortas y las actividades son individuales, hasta que la situación sanitaria dé un respiro. Hasta el momento, se han realizado más de 700 intervenciones.

Finalmente, Salamanca Acompaña realiza una valoración de la autonomía de cada participante, así como de su sentimiento de soledad y del tejido social con el que cuenta. A través de esos tres baremos, se obtiene una valoración de riesgo de soledad entre leve, moderado o grave. Gemma Conde apunta que, precisamente por la pandemia, muchas más personas se encuentran en riesgo. “Se trata de personas que antes estaban totalmente integradas, con actividades de los clubes de jubilados o de asociaciones de mayores. Sabemos que volverán a estar sin ese problema de soledad”, explica. Actualmente ya se ha calificado el nivel de riesgo de 58 participantes, y 115 ya están en proceso de ser evaluados.


"Me parece un programa ideal para las personas que estamos solas"

El objetivo final del servicio es crear un tejido social que acoja a todas las personas en situación de soledad no deseada en Salamanca aunque, como las actividades grupales, los tiempos están supeditados al desarrollo de la crisis sanitaria. Hasta ahora, todos los participantes han demostrado una respuesta positiva al programa: “En la primera llamada cuentan el nivel de sufrimiento que les produce la situación de no poder hablar con nadie y las limitaciones que les supone. Muchas veces, esto va unido a la pérdida de capacidades por estar tanto tiempo en casa y observamos muchos casos de pérdida de salud mental, como depresión o apatía. Para ellos es una alegría cada vez que les llamamos o cada vez que nos vemos”, detalla Gemma Conde.

María esta “encantada” con Salamanca Acompaña y está deseando comenzar las actividades que se diseñen para su caso concreto. “Me parece un programa ideal para las personas que estamos solas, es algo extraordinario”, asegura. Por el momento, continúa recibiendo la atención del servicio una vez a la semana y está esperando sus dosis de la vacuna contra el COVID-19 para decirle adiós a la pandemia, aunque le preocupa cuál será la que le pongan: “Hace años me dio reacción una vacuna contra la gripe y no he vuelto a vacunarme. Yo me voy a vacunar, pero lo que no voy a hacer es ponerme esa”, comenta, entre risas.


Contacto

- Teléfono de atención gratuito: 900 374 050

- Correo electrónico: acompasal@aytosalamanca.es

- Web: www.salamancaacompaña.es

- Atención presencial en el centro Municipal Integrado Miguel de Unamuno (C/ profesor Lucas, 5-7) de lunes a viernes, de 9 a 18 horas y en el Centro de Convivencia Victoria Ardrados (Avda. Villamayor, 55--67), sábados de 10 a 14 horas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído