Salamanca aumenta 3,5 puntos la tasa de criminalidad aunque aún se sitúa por debajo de la media nacional

Se trrata de una subida con respecto al mismo periodo del año anterior, pasando del 26,1 en 2020 al 29,6 en el cuarto trimestre de 2021

7 Comentarios

Policía nacional
Policía nacional

El Balance de criminalidad de la Secretaría de Estado de Seguridad en el cuarto trimestre de 2021 revela que la tasa de criminalidad en la provincia de Salamanca se sitúa más de diez puntos por debajo de la media nacional, mientras crece el número de agentes por cada mil habitantes, así como el porcentaje de esclarecimiento de infracciones penales esclarecidas.

Aunque la tasa crece con respecto a 2020 --pasando del 26,1 al 29,6-- hay que tener presentes las condiciones especiales ocasionadas por la pandemia generada por la COVID-19, que propició en ese año un acusado descenso de la criminalidad. No obstante, la cifra del 29,6 se sitúa muy lejos de la media nacional, que se coloca en el 41,3, más de 11 puntos por debajo.

El número de agentes policiales disponibles alcanza los 1134, lo que supone un incremento de un 1,5 por ciento, lo que da continuidad a la tendencia de los últimos años de aumento de efectivos.

También sube el porcentaje de infracciones penales esclarecidas, un 10,1 por ciento, en donde destacan los resueltos contra  la libertad sexual (86,5), en las relaciones familiares (36,8), contra el patrimonio (24,8) o la seguridad colectiva (19,4).

El Gobierno considera prioritario invertir en seguridad en beneficio del interés general, lo que se ha traducido en un aumento presupuestario que ha permitido recuperar las plantillas de Policía Nacional y Guardia Civil, invertir 600 millones en el Plan de Infraestructuras de la Seguridad del Estado, a los que hay que añadir otros 400 millones procedentes de los Fondos Next Generation de la Unión Europea, y aumentar y modernizar los medios materiales a disposición de las FCSE.

Además, desde el Ministerio del Interior se ha impulsado la planificación estratégica frente a determinados fenómenos delictivos, como el     Plan Director para la mejora de la seguridad, el Plan de Prevención, Protección y respuesta Antiterrorista, los planes de lucha contra la trata de seres humanos y delitos de odio, el Plan de Actuación y Coordinación Policial frente a grupos violentos de carácter juvenil, de vigilancia en zonas de ocio y de Armas Blancas.

Castilla y León registró un descenso de la criminalidad el año pasado

Castilla y León registró un descenso de la criminalidad el año pasado, siete décimas por debajo del dato de 2019 y diez puntos por debajo de la media española, mientras crece el número de agentes de Policía Nacional y Guardia Civil, así como el porcentaje de esclarecimiento de delitos.

Los datos de incremento de la plantilla de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado muestran que la evolución de los efectivos policiales en Castilla y León tiene un claro punto de inflexión en la última década, concretamente en 2018.

Hasta ese año, y desde 2011, se registra un evidente descenso del número de agentes de ambos cuerpos, Policía Nacional y Guardia Civil, periodo en el que las FCSE perdieron 936 efectivos en la Comunidad, pasando de 10.252 en diciembre de 2011 a 9.316 en diciembre de 2017.

En sentido contrario, en 2018, esa cifra empezó a recuperarse hasta alcanzar casi los 10.000 agentes de nuevo en septiembre de 2021. Es decir, aumentaron en 664 los efectivos en tres años, que serán más en breve, gracias a las últimas convocatorias de la Oferta Pública de Empleo.

Destaca también la mejora en los datos de criminalidad y esclarecimiento de delitos en Castilla y León, como así demuestran las cifras: la comunidad registró a finales de 2021 una tasa de criminalidad de 31,1 delitos por cada mil habitantes, por tanto, descendió 7 décimas con respecto a la tasa de 2019, año de referencia antes de la pandemia, cuando se situaba en el 31,8.

Esto vuelve a situar a la comunidad como la cuarta más segura de España, tras Extremadura, Asturias y La Rioja, a pesar de su extensión y dispersión de la población, lo que implica que la tarea de prevenir los delitos es mucho más compleja. El dato de la Comunidad se encuentra diez puntos por debajo de la media española, que es del 41,3, si bien España es uno de los países más seguros de Europa.

De igual forma, el porcentaje de infracciones penales esclarecidas en Castilla y León alcanza en 2021 el 40,1%, frente al 38,5% de 2019, es decir, que Policía y Guardia Civil son cada vez más eficientes, de modo que los delitos son menos, y el nivel de esclarecimiento es mayor.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído