Salamanca nunca defrauda: la insólita escena que tiene en vilo a los vecinos de Würzburg

Aparece un coche con plásticos y carteles que rezan “Animal en proceso de captura, no alterar los equipos”

12 Comentarios

El coche con carteles aparcado en las inmediaciones del parque Würzburg. Foto SALAMANCA24HORAS.
El coche con carteles aparcado en las inmediaciones del parque Würzburg. Foto SALAMANCA24HORAS.

La ciudad de Salamanca es un hervidero de vida maravillosa. La Universidad convierte a esta urbe en un crisol de culturas donde las generaciones se agolpan en rúas con siglos y siglos de historia. La ciudad de la cultura y de la fiesta, de la educación y el esperpento, de la formalidad y lo estrambótico.

Esta idiosincrasia tan particular deja, muy de vez en cuando, algunas imágenes para el recuerdo. La última la encontramos en las inmediaciones del parque Würzburg, donde sus vecinos llevan toda la jornada de este viernes debatiéndose entre la sorpresa y el desasosiego. ¿La razón? Un coche que ha aparecido en la zona con plásticos adosados a su parte delantera, conos de seguridad y varios carteles fotocopiados en los que se puede leer “Animal en proceso de captura, no alterar los equipos”.

En primera instancia, y dando veracidad a los que la advertencia señala, algunos viandantes han creído que se trata de un operativo para capturar a algún animal atrapado en el interior del vehículo. Las primeras hipótesis de los conciudadanos han descartado la posibilidad de un simple gato en el interior del motor, puesto que la escenografía parece más una trampa para un animal peligroso.

Hay quien ha señalado que se trata de una broma de mal gusto o una escena preparada para una despedida de soltero. Otros, simplemente consideran que es una gamberrada llevada a cabo por adolescentes.

Lo cierto es que todo tiene una respuesta más prosaica. Es una intervención de los bomberos para rescatar a un gato que se había quedado atrapado en el interior del vehículo, según ha podido confirmar SALAMANCA24HORAS. Como reza el principio de la navaja de Ockham: la explicación más sencilla suele ser la más probable. Los servicios de emergencia acudieron hasta el lugar advertidos por un vecino que había oído maullidos. En un primer momento, los bomberos no consiguieron sacar al animal y colocaron la parafernalia que se observa en la imagen que ilustra esta información para evitar que el dueño del vehículo arrancase con el gato en su interior. 

Una vez que los bomberos regresaron al vehículo, ya con la jaula preparada para transportar al animal a la protectora de animales, lograron atrapar al felino sano y salvo. 

En un primer momento, fuentes municipales descartaban cualquier tipo de intervención al no haber recibido aviso la Policía Municipal; sin embargo, sí que se trataba de una actuación local, aunque por parte del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad. Al final, el misterio se ha quedado en un incidente que entra dentro de lo normal del día a día. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído