​Salamanca podrá tener una división este-oeste en la desescalada: el ministro de Sanidad asegura que el plan podrá aplicarse según la evolución de cada territorio

A pregunta de SALAMANCA24HORAS, Salvador Illa respondía que el plan de desescalada es “dinámico y flexible” y que, si se cumplen las condiciones, los planteamientos de cada provincia podrán ser distintos. Además, el ministro del Interior, Grande-Marlaska, daba a entender que habrá más controles en las carreteras para garantizar que no hay movimientos entre provincias

 MONCLOA
MONCLOA

Una vez más, SALAMANCA24HORAS volvió a preguntar, entre los 255 periodistas tanto nacionales como extranjeros que tienen la oportunidad, en la rueda de prensa telemática que los diferentes ministros del Gobierno de España ofrecen desde Moncloa. En esta ocasión, fue turno para que Salvador Illa, ministro de Sanidad, y Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, respondiesen a las preguntas de este medio.

En lo que al ministro de Sanidad se refiere, y respondiendo a este periódico, Salvador Illa aseguró que, para avanzar en las distintas fases de la desescalada, si bien la unidad de referencia es la provincia, “el plan establece que las comunidades autónomas podrán hacer planteamientos distintos a estos si lo consideran oportuno”.

Es decir, que el ministro aclaraba la duda de la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, señalando que la desescalada sí se podrá aplicar por zonas de salud -o con otras unidades territoriales como referencia- siempre y cuando “ se garantice que hay información disponible de esa unidad territorial, que eventualmente nos puedan proponer, y que se pueda garantizar la estanqueidad en términos de movilidad, es decir, los movimientos se realizan dentro de esta unidad territorial”.

Si se cumplen dichas condiciones, la comunidad autónoma -en este caso, Castilla y León- podrá proponer sus diferentes planteamientos “que nosotros estudiaremos al detalle”, proseguía Salvador Illa, puesto que el plan de desescalada es “dinámico y flexible” y, por lo tanto, “permite adaptar las soluciones a la distinta evolución de las fases que se determinan en el plan para la realidad epidemiológica de cada territorio”.

Habrá más vigilancia en las carreteras para garantizar que no hay movimiento entre provincias

Respecto a un aumento de la vigilancia y de los controles en las vías para garantizar que no hay movimientos entre provincias una vez avancen las fases de la desescalada, el ministro del Interior aseguraba que ya hay planes para adaptar las funciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) “atendiendo a la realidad que tenemos que afrontar”.

Por ello, afirmaba que habrá “un control específico” teniendo en cuenta los planes de desescalada expuestos tanto por Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, como por el propio Salvador Illa. Grande-Marlaska recalcaba que la adaptación de las funciones de las FCSE se realizará “con una conciencia muy clara, que es alcanzar el objetivo. Que el plan tenga éxito”.

Esto es muy importante “porque ya estamos viendo la luz” y lo que no se puede permitir es “volver para atrás”. De ahí que controlar la movilidad, después de siete semanas de confinamiento, “es mucho más importante para seguir avanzando”, dejando claro que esos controles en las carreteras serán un hecho.

Esas funciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, además, seguirán basándose en las “labores humanitarias”, como “proteger la sociedad más vulnerable, garantizar el suministro de servicios esenciales y también de luchar contra el delito en todas sus facetas”, finalizaba el ministro del Interior.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído