Salamanca tendrá helicóptero de Sacyl durante los próximos cuatro años, y podría adaptarse para hacer vuelos nocturnos

Salamanca tendrá helicóptero de Sacyl durante los próximos cuatro años, y podría adaptarse para hacer vuelos nocturnos
Salamanca tendrá helicóptero de Sacyl durante los próximos cuatro años, y podría adaptarse para hacer vuelos nocturnos

La Junta de Castilla y León ha aprobado, en Consejo de Gobierno, un presupuesto de 38.754.362 euros que se utilizará para la contratación del transporte sanitario aéreo de la Gerencia Regional de Salud. En este servicio se incluye la asistencia, evaluación y traslado de todos los ciudadanos que lo necesiten dentro del ámbito territorial de la Comunidad, así como en sus áreas limítrofes.

Esta partida económica garantiza el funcionamiento de este tipo de asistencia sanitaria en el periodo 2021-2024. E incluye, en esta ocasión, la ampliación del número de helicópteros disponibles pasando de los tres que estaban operativos hasta el momento, a cuatro.

De esta manera se mejora la infraestructura en funcionamiento para asegurar que la prestación sanitaria se completa siempre en el menor tiempo posible, independientemente de donde estén los pacientes. Logrando así que ni la dispersión geográfica ni la orografía de Castilla y León impidan que los vehículos lleguen siempre al punto de atención en menos de 30 minutos.

Uno de estos cuatro helicópteros continuará teniendo su base en Salamanca. Los otros tres estarán en Burgos, Astorga y Valladolid. Todos ellos prestarán servicio los 365 días de año, con la posibilidad de adaptar uno de ellos a la modalidad de vuelo nocturno -por el momento, se desconoce cuál-.

Cada uno de los helicópteros estará dotado de un equipo formado por un profesional médico y otro de enfermería, así como de un piloto, un copiloto y un técnico de mantenimiento que permanecerá en la base de forma continua.

Entre las misiones de estos medios sanitarios aéreos se encuentra el traslado de enfermos o personas accidentadas en situaciones de urgencia y emergencia; la asistencia primaria urgente; la asistencia sanitaria en vuelo, si se precisa; y el transporte secundario sanitario, dentro y fuera de Castilla y León. Los helicópteros se encargarán también del traslado de órganos o tejidos para trasplantes; así como de medicamentos, sangre u otros materiales de índole sanitario necesarios en caso de emergencia o catástrofe. Además, en estas situaciones extremas los vehículos transportarán también al personal sanitario y especializado requerido para cubrirlas hasta el lugar de los hechos. Sus funciones se complementan con la participación en servicios preventivos y con la realización de tareas de asesoramiento técnico o legal.

En los años anteriores el número de activaciones que han registrado los helicópteros de la Comunidad ha sido el siguiente: 1.814 en 2017, 1.554 en 2018, 1.422 en 2019 y 1.071 en 2020.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído